lunes, agosto 20, 2018

Los millenials no tienen la culpa

Desde que nosotros, pobres mortales, nos enteramos que aquello que seguía a la Generación X eran los millenials, nos dimos cuenta de que ya teníamos a alguien a quien lornear. Como el lorna que acaba de pasar a segundo de secundaria y descubre que ahora hay alguien si acaso no más lorna, por lo menos, más desinformado que él.

Entonces, todos cancheros, con el pecho inflado, podemos vengar tantas veces que nuestros padres, tíos, profesores y o cualquier hijo de vecino con más recorrido en este valle de lágrimas nos escueleó con justa razón a causa de nuestra inexperienica. “Llegó el nuevo del barrio, vendámosle la Plaza de Armas”.

Entonces el millenial tiene la culpa de todo. De votar por la derecha, de votar por la izquierda, de botar la basura, de creer que Avril Lavigne escribió Knocking On Heaven’s Door, de enterarse de que hay más Perú pasando Huacho, de pasar el día pegado al celular como nosotros nos la pasamos pegados a la tele y nuestros padres pegados a la radio.

Cuando estoy a punto de perder la paciencia con cosas que me parecen sentidos comunes, recuerdo cuando era niño y llegaba del colegio a contarle lo que había aprendido a mi mamá. Y ella me escuchaba con paciencia (que era poca, como todo en la década del 80) como si fuera la primera vez que alguien se lo decía y estuviera aprendiendo conmigo para luego ayudarme a hacer la tarea.

Read more...

martes, agosto 07, 2018

La risa enlatada

Hubo un tiempo, perdonen la nostalgia, en que los flacos-de-lentes-que-no-tocábamos-la-guitarra podíamos asegurarnos la perpetuidad de la especie… o por lo menos amancebarnos con alguien que comparta nuestros sueños, valores y la cuenta de Netflix mediante un recurso casi universal: la risa.

Uno, ser sin ningún talento o don especial, podía recurrir al recurso comodín del “No es _______, pero me hace reír”^ argumentado por la chica que nos diera la buena pro de su corazón (y su Netflix).

Hoy en día ya no es así. A la competencia usual que uno debe enfrentar en los tiempos del Tinder, se encuentra que el humor ya no es un factor determinante en la socialización. Ahora cualquier hijo de vecino sin mayor gracia que tener un plan de datos, puede compartir el enlatado del humor: el meme de cualquier prosumidor. Y en un mundo donde todos son Superman, nadie es Superman.

^ Inserte en el espacio en blanco lo que usted aprecie más de un hombre soltero* y en edad de merecer: deportista, guapo, alto, flaco, adinerado, ambicioso. 

*Generalización desde el punto de vista del autor: hombre, soltero, géminis, 37 años, talla S en camisetas y bóxer.

  Pin It

Read more...

miércoles, julio 25, 2018

Volvemos

Rastrear los orígenes de este blog es imposible. Lo debo haber abierto el 2001, cuando no entendía muy bien de qué iba esto de la web. Lo debo haber retomado el 2004. Y, para no pasar roche, quizá borré el 100% de lo que escribí. Mi último post es del 2015. Así que entenderán que quien escribe hoy no es, en muchos aspectos, la persona que lo creó originalmente. Muchas cosas han cambiado. Esta vez no cometeré el mismo error y dejaré todo lo que alguna vez publiqué, aunque ya no esté de acuerdo con la persona que fui, como la piel que deja algún reptil al mudar. Espero que sepan entender el contexto de aquellas líneas, si se animan a googlearlas y, más aún, a leerlas. Como la vida está llena de incertidumbres, no puedo asegurar la periodicidad o la permanencia de nada. Así que corrijo el titular de esta entrada.

 ¿Volvemos? 


Porque la vida es duda… y la noche es oscura.

  Pin It

Read more...

domingo, diciembre 27, 2015

No necesitas una Range Rover


Uno de mis vecinos me pidió intercambiar nuestras cocheras. La razón era que su camioneta no entraba en el sitio que tenía junto a otra camioneta en la cochera que compartimos. En una de estas dos camionetas se transporta una pareja y su hija y en la otra, mi vecino y su soledad. Todos los fines de semana veo las camionetas estacionadas, por lo que sospecho que no salen a hacer off-road por ricas montañas, cumbres nevadas, ríos o quebradas.

Cuando mucha gente, con una inocencia que me hace recuperar la fe en la humanidad, comparte un supuesto sorteo de una Range Rover, pienso que si realmente necesitan un carro del tamaño de un departamento. Una Range Rover tiene doble tracción y un motor 3.0. Lima es una ciudad mayormente plana y, a menos que vivas en el cerro San Cristóbal, no requiere este tipo de vehículo. No voy a hablar ya del espacio que ocupan los autos frente al transporte público o las bicicletas, porque eso ya ha circulado mucho por internet.

Hace unos años me compré un auto. No la calificaría como la mejor decisión de mi vida. Si bien me da muchas facilidades, también implica muchos contratiempos. El carro te da un poquito de la libertad que te ofrece la publicidad de convertibles rojos en la carretera, pero también te vuelve dependiente de los sitios para estacionar, del precio de la gasolina, a veces limita tu diversión (el famoso “no tomo, estoy manejando”). Pese a ello, he podido encontrar ciertas ventajas en tener un carro chico o aquello que algunos llaman un “carro de flaca”. En muchos casos he podido meterme por espacios donde no entran los carros grandes (ya sea en la pista o en las cocheras), puedo moverme dentro de mi carril y darle espacio a las motos o bicicletas y, lo mejor, es que cuando alguien quiere sacarle plata a un automovilista (ya sea ladrón, vendedor de Centro Victoria o, peor aún, policía en Navidad), al último al que recurre es al auto pequeño. Y lo mejor de todo es que no tuve que endeudarme años para comprarlo, pese a que las campañas más fuertes para los créditos vehiculares corresponde a los camionetones. Lo otro es la gasolina. Mi motor consume menos de la mitad de lo que haría una Range Rover, por ejemplo. Ahora, bien, si te da lo mismo lo de la plata, piensa en la contaminación que dejas de emitir con un auto más pequeño.

Este post no va en contra de la gente que tiene una camioneta. Quienes ya la tienen, probablemente les costaría acostumbrarse a otro tipo de auto. Algunos quizá la necesitan, ya sea porque salen de la ciudad con frecuencia; tienen hijos y deben llevar asientos de bebé; o parientes mayores con sillas de ruedas o similares, o quizá se la compraron porque les da la gana, que también es una razón válida. Por el contrario, va para que, si quieres comprarte un auto, pienses si es una buena idea tener un vehículo tan grande para esta ciudad tres veces congestionada y contaminada. Pin It

Read more...

jueves, octubre 01, 2015

Diez personajes que influyeron en mi vocación periodística


1. Clark Kent, porque era medio marciano, volaba maleado y fue el precursor del hipsterismo.
2. Peter Parker, porque un gran poder conlleva una gran responsabilidad
3. Tin Tin, porque es el único que podía llevar a su perro a la chamba.
4. Vicente Chambón, porque descubrió que Pedro Galante seguía vivo.
5. El hermano de JB cuando imitaba al corresponsal de la Cadena Caracol de Colombia, porque era lo único que entendía del sketch.


6. Mikael Blomkvist, porque así como ustedes leían a Sontag a los cuatro años, yo me leí toda la trilogía Millenium 15 años antes de que fuera escrita.


7. Will McAvoy, porque antes fue el Tonto (o el Más Tonto).
8. Bruce Nolan, porque pudo ver a Morgan Freeman cara a cara.
9. Borat, por su cartografía de las estructuras del poder.
10. La niñita que cuando le pregunté algo a los cuatro años me respondió: "tú qué eres: sapo, curioso, periodista..."
Pin It

Read more...

miércoles, julio 08, 2015

Voy a morir

Llega un momento en que te vuelves adulto. Pagas impuestos, te afilias a una AFP, te comienzan a llamar día y noche para venderte tarjetas de crédito y seguros.
A veces me han ofrecido seguros de vida, donde da la impresión de que se hubieran leído el diccionario de sinónimos y antónimos. Yo, que odió los eufemismos (porque siento que esconden la letra pequeña) pregunto:
- Entonces, si muero, ¿qué pasa?
Lo que sigues un silencio incómodo.
- Bueno, si -dios no quiera- le sucede algo.
- O sea, si me muero.
- (Risa nerviosa)

En verdad, no hay nada malo. Sé que me voy a morir. Que me queda poco tiempo... es decir, poco tiempo comparado al día que llegué sufriendo y llorando a este valle de lágrimas.

Yo no me río de la muerte, simplemente sucede que no tengo miedo de morir. Tengo miedo de otras cosas, como quedarme paralítico (ya que las únicas dos ruedas en las que me gusta transportarme es en mi bicicleta). Tengo miedo de depender de mi familia, de los hijos que no tendré o de la pensión mínima que me dará mi AFP.
 Pin It

Read more...

jueves, agosto 28, 2014

Cinco similitudes entre Pisko y Salvador


Anoche vi el video de Salvador Heresi. La verdad es que conociendo a̶l̶ ̶e̶l̶e̶c̶t̶a̶r̶a̶d̶o̶ cómo funcionan las cosas, creo que le ayudará a subir en las encuestas. Luego de verlo, algo me llamó la atención. Ese fondo negro, esos grupos de gente, esos bailes típicos... Wait. Es el video de Pisko, pero con la décima parte del presupuesto. Analicemos algunos elementos: Vayamos al mapa.  

La batería seria
Porque para que alguien tenga razón, debe haber gente que te siga, ¿no?
Pisko y su tegen
Tener a señoras de tu lado, siempre te agrega respetabilidad.
La marinera
Pisko y una marinera bien iluminada.

Los amigos de Salvador bailando en el oscurito.

De la selva su baile
 

Lo urbano
Acá son menos. Dicen que Urresti mandó al resto a Maranguita.


Música

BONUS TRACK: El mesianismo
Nos olvidábamos de lo crucial. Acaso no había cierto parecido entre la primera imagen de Pisko con las estampas de Jesús de Nazaret en Semana Santa? ¿Es acaso coincidencia que para este video Heresi se promocione como "Salvador"?
 
Algunas chicas (las señoras del video) dicen que Heresi también tiene su pepa.
 

Read more...

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP