jueves, marzo 04, 2004

Después de tiempo retomo este blog, y es que entre mis dos trabajos ni siquiera me he dado un tiempo para pensar algún tema interesante que deba comentar con ustedes.
En los últimos meses he asistido repetidas veces al médico por algunas molestias que no me dejaban vivir en paz. Yo, chico proletario, me vi en la necesidad de asistir al centro médico de la universidad, ya que la consulta es gratuita y el costo de los análisis, de ser necesarios, es muy bajo.
Pese a que había tenido algunos problemas cuando no me detectaron la hepatitis tipo A la que me hice acreedor por comer en la calle cuando recorría la ciudad en un carro de prensa, pensé que esta vez sería diferente. Que el profesional de la salud dejaría la desidia que lo acompaña para hacer bien su trabajo. Recuerdo que aquel lejano día el médico, sin siquiera auscultarme, me envió a casa a incubar mi virus, mientras yo moría en la incertidumbre ante el mal que me podría aquejar.
La doctora actual me envió al laboratorio a hacer un análisis para saber que pasaba con mi sangre, y recetó algunos suplementos vitamínicos. Sin embargo la molestia no cesó. Luego, a esto se sumó una bronquitis que solo se me curó cuando deje de tomar los medicamentos recetados por la doctora, quien me dijo que atendería mi otro mal cuando se cure el anterior. Mientras tanto continuaba la incertidumbre (y el malestar).
Me encontraba flaco, cansado y cuasi depre ante mi mal. Cuando, de pronto, el cielo (y mi madre) se apiadó de mi suerte. Mi progenitora decidió financiarme mi enésima visita al médico. Esta vez a una clínica particular donde en menos de una semana ya están a punto de detectar que es lo que tengo.
Final relativamente feliz (para mí, puesto que quienes no cuentan con los medios tendrán que seguir lidiando con la desidia de los galenos que no necesitan hacer bien su trabajo, puesto que a fin de mes recibe un cheque por una cantidad fija).

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP