viernes, julio 16, 2004

Aquel instante efímero

El tiempo pasa. Desde que nacemos, nuestra existencia se mide en relación al tiempo. Tenemos tantas semanas, a los tantos meses se nos ponen vacunas, a tal edad se nos da nuestro DNI. Cuántas veces nos han repetido aquello de que el tiempo es oro.
Sin embargo pocas veces podemos apreciar la importancia de la expresion mínima: el segundo y aquellas menores aún como las milésimas de segundo, por ejemplo. Quienes nos dedicamos a la fotografía sabemos, más que nadie que cualquier instante es irrepetible, inexorablemente irrecuperable. Muchas veces nos encontramos con el ojo en el visor, esperando el momento perfecto y logramos capturarlo. Pero otras veces se escapa de nosotros como ese tren que cerró la puerta y no regresará. En esos casos nos preguntamos que habría pasado si disparabamos una fracción de segundo antes o después. Y siempre quedará la duda puesto que aquel instante jamás se repetirá.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP