viernes, agosto 12, 2005

Mi noche con Bibi Andersson

La primera vez que la vi fue en una clase de Apreciación Cinematográfica de Melvin Ledgard. Allí estaba ella, junto a Liv Ullman en el ecrán del salón. Nunca entendí del todo a Bergman, tampoco me preocupé por ver más de sus películas me habían dicho que Ullman se había abandonado la actuación para dedicarse a dirigir cine y yo me preguntaba que fue de Bibi Andersson, aquella joven que cuidaba de Ullman en Persona.
Seamos sinceros, no me preguntaba por Andersson porque no sabía su nombre, pero sí me acordaba de su imagen. Esa serie de puntos blancos y puntos negros que formaban su rostro y su cuerpo. Su corto cabello y su tersa piel.
***
- Mrs. Andersson, I want to do some questions.
- Yes, but wait a minute that they are going to take us a picture.

No podía creerlo. Había hablado con Bibi Andersson. Lo más sorprendente es que ella me respondió. Luego de la foto nos sentamos en un sillón del Hotel Bolívar, donde conversamos por algunos minutos.
Me dijo que estaba contenta de estar aquí, que se moría por conocer Machu Picchu, que la experiencia con Bergman tardaría semanas en ser descrita, que nunca se imagino que sus películas fueran vistos en un país como el Perú y que estaba muy contenta de ser homenajeada en el Festival de Cine Latinoamericano de Lima. Minutos después atravesó la puerta del cine Metro. Flashes, micrófonos, luces, cámaras y acción. Cual alfombra roja hollywoodense sin alfombra y en el centro de Lima en la cual Andersson caminaba a todo color con su vestido rosa y su cabello rubio y corto.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP