miércoles, septiembre 07, 2005

Consumidos por el consumismo

No cabe duda de que los supermercados han cambiado nuestra forma de vivir. Atrás quedaron los tiempos en que acompañaba a mamá, canasta en mano, a hacer la plaza. El carnicero la saludaba por su nombre y descolgaba un pedazo de res de un gancho para luego pesarlo. El pescado se envolvía en periódico, la cuenta se escribía en el cartón de la caja de margarina Dorina y, cuando el bolsillo estaba flaco, podías esperar hasta fin de mes para pagar. A veces mamá me decía: “Anda a comprar 20 céntimos de apio y pide que te regalen una ramita de perejil”Ahora comprar ya no es una necesidad, ahora se compra por placer o porque todo cuesta (algunas décimas de sol) menos. Es imposible que alguno de los vendedores te salude por tu nombre o pedir una rebaja o yapa. A cambio ganas puntos Bonus. Si no tienes dinero, sacas la Visa, la Metro Plazos o la CMR para pagar en cómodas cuotas y a bajos intereses. Ya no se usan las canastas. El carrito con ruedas te ayuda a llevar tus compras antes de que estas sean colocadas en bolsas amarillas. Las kilométricas colas de los grandes almacenes, producto de los especuladores y acaparadores (gracias, Alan), han sido cambiadas por lentas y extensas colas de las cajas rápidas o de la gente que atiborra de cosas su carrito. Ha cambiado hasta la forma de botar la basura. Antes, esta se acumulaba en las esquinas, lo cual adornaba nuestros paseos por el barrio con sonoros zumbidos de las moscas vespertinas. Ahora es común ver la basura en bolsas amarillas. Curiosamente las mismas en que todo aquello fue colocado antes de llegar a nuestras casas. No se sorprendan si ven a mi papá encaletándose algunas en la sección Verduras.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP