jueves, septiembre 08, 2005

Sobre cárceles y armas biológicas

“Esto parece una cárcel”, me dice mi tía Irene luego de abrir la reja que precede a la puerta de madera de su casa para luego cerciorarse de que la puerta de vidrio del primer piso esté abierta y ulteriormente correr al intercomunicador para abrir la puerta de metal que protege el edificio. Este ritual se repite cada vez que alguien sale o entra de su casa en Pando. Aquella fría tarde había acudido a entregarle un ejemplar de El Quijote, que su esposo, mi tío, me había encargado comprar.
Allá por los años 80, Jorge Deustua hacía un reportaje gráfico llamado Lima se arma, expuesto hace poco como parte de Yuyanapaq*. Las imágenes daban fe de que la inseguridad ciudadana había llegado a niveles en los cuales no era suficiente con las armas de los policías. Los empresarios también debían armarse. Ahora la inseguridad ha dado un paso más allá: ya no estamos seguros ni en nuestras propias casas. Por los noventa, vi como las tradicionales puertas de madera de Barrios Altos eran protegidas por antiestéticas rejas metálicas. Los tiempos ya no estaban para exquisiteces románticas.
Mi casa actualmente posee una puerta con dos llaves que deben ser abiertas simultáneamente. Al bajar del edificio debo abrir dos puertas metálicas mientras escucho el tic tac de la valla eléctrica. Los noticieros anuncian ha sido capturado el sujeto que ha inaugurado las armas biológicas urbanas. El fulano, infectado con VIH, pululaba por la ciudad amenazando a sus víctimas con una jeringa que instantes previos ha introducido en sus venas. Cuál será el próximo paso para protegernos. ¿Volveremos a las armaduras medievales? Qué Asimov, Verne, ni que ocho cuartos: Cervantes era todo un visionario.
.
.
*Yuyanapaq: Muestra fotográfica de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación.

2 secretos:

digler jueves, septiembre 08, 2005 10:13:00 a.m.  

lo peor de todo es que nos protegemos de la gente que camina a nuestro alrrededor, y ellos de nosotros

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP