jueves, noviembre 10, 2005

Mami, la luz

Yo quiero ver de nuevo luz
En toda mi casa
Juan Gabriel

Luego de un largo periodo de extrañar la penumbra que me permitían mis anteriores viviendas, extrañaba aquella vieja capacidad de los dicroicos que alumbran mi cuarto por ir desde una luz muy tenue a una intensidad más potente. Por ello, no se me ocurrió mejor idea que revisar el dimmer que instalé apenas nos mudamos a la nueva casa. El dimmer es un tipo de interruptor que consiste en una perilla giratoria. Al girarla, permite graduar la intensidad de la luz. Al quitarlo de la pared, pude observar que interiormente estaba conformado por una cajita de la cual se veía por la parte lateral, un solo tornillo. Provisto de un desarmador, hice lo propio. Fatal resultado: el tornillo no salía del todo y al mover el artefacto se escuchaba un sonido al interior de la cajita. Repuse el interruptor no sin antes empalmar los cables de cobre. Subí la llave general y al grito de “Hágase la luz” pude notar que la luz no se hacía. La gracia me costó cerca de una semana en oscuridad. Ayer, finalmente, fui a comprar un nuevo dimmer. Lo instalé y voila: luz a la intensidad requerida.
Dimmer importado: S/. 50.00
Set de desarmadores: S/. 5.00
Pasaje a la ferretería: S/. 1.00

Ver las estrellas fosforescentes de mi techo, no tiene precio.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP