martes, noviembre 15, 2005

Me siento una bruja

¿Recuerdan aquella película Brujas con Anjelica Houston? Está basada en un libro del mismo nombre que trata de un niño que se hospeda en un hotel con su abuela. Todo va bien hasta que descubre que en ese lugar se iba a llevar a cabo la convención anual de brujas. El muchacho se cuela en el aquelarre y descubre que las brujas odiaban a los niños y querían convertirlos en ratones. La tragedia comienza cuando una de ellas exclama que siente olor a niño. Si quieren saber cómo sigue, alquilen la película o lean el libro. Este sábado, mientras iba a mi consulta con el dentista, se sentaron a mi lado una mujer con una niña de unos tres años. Aquel pedazo de gente de menos de diez kilos me arrinconó contra la ventana con toda su ternura y pude comprobar que sí: olía a niño. Sin poder soportar aquello, quise tirarme por la ventana. Pero, pese a mis impulsos autodestructivos, recordé que no era buen momento para ser ingresado a algún sanatorio mental. Aguante, mi Diego, pensé. Pero si es una nena, me dije tratando de inspirarme siquiera algo de cariño por la mocosa. Me miró y preguntó ¿los niños usan aretes? Al poco rato su interlocutora la cargó y bajó. Respiré aliviado. Al llegar al consultorio encontré al mocoso regordete adicto a los videojuegos. Anjelica, dónde estás cuando te necesito.

1 secretos:

Fross jueves, mayo 11, 2006 4:18:00 p.m.  

Cielos, gracias! Necesitaba urgentemente el título de esta peli(era más sencillo de lo que hubiera creído) para tener con que amenazar(aunque suene feo) a mi hermano pequeño...

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP