lunes, noviembre 28, 2005

Qué tiene él que no tenga yo

Dicen que toda comparación es odiosa, pero desde hace semanas una gran duda reduce dramáticamente mis horas de sueño y mi capacidad de concentración en mis horas de vigilia. En nuestra última reunión, mi psiquiatra, agobiado, sólo atinó a pedir chepa, chepa doble y chepi bola mientras cerraba la puerta de su consultorio en mis narices y deslizaba una receta de lexotan por debajo de la puerta para luego llamar a security. De esta manera ha renunciado a los grandes réditos que le proporcionan mis frecuentes citas con él. Días antes, su hijo envió una misiva a mi domicilio, en la que me agradecía poder llevar una maestría en una universidad extranjera. Es por ello, estimados lectores que recurro a ustedes en busca de su empatía y comprensión.
Todas mis amigas hablan sin parar de Marc Anthony a tal punto que han perdonado que las haya dejado plantadas hace unos meses y ahora han corrido a Teleticket a comprar las entradas para su concierto. Que el hombre tiene un buen registro vocal y que sus canciones pueden conmover a muchas chicas, qué duda cabe, pero me sorprende sobremanera que muchas se desgañiten diciendo que el hombre es churro, está cuero, que es un papacito, etecé, etecé. No es mezquindad, pero han notado que el chico (y no me refiero a ninguna parte del cuerpo de su mujer) es pura ropa. Es decir, se le ve muy bien enfundado en negro son un sobretodo del mismo color, pero más allá de eso, carece de los músculos o la estructura ósea de los que hacen gala Ricky Martin, Enrique Iglesias y compañía. Yendo un poquito más allá. Imaginemos una pelea entre Ben Affleck y el salsero. Viene Affleck con su cara de ´uta, que rico soy mientras Marc lo espera vistiendo un bividí Boston ¿quién pega? No me digan que nunca se han preguntado por qué J Lo. dejó a uno por el otro ¿Personalidad? Puede ser. Es decir, hay que tener personalidad para dejarse fotografiar mostrando las miserias corporales, hay que tener una mayor personalidad para publicar esas fotos y hay que tener gran seguridad en sí mismo (o una roncha más grande que la de Campo de Marte) para promocionar el tour con esas imágenes.
Físicamente, Marc Anthony y yo podríamos haber sido cortados con la misma tijera (gracias, Papalindo por ahorrarte el molde). Analicemos los puntos en común: misma contextura, nula guata, cero pectorales, miopía y enorme frentaza. Mi ventaja competitiva podría ser mi talla 42 en calzado (43 en zapatillas) y mi seductor vozarrón a lo Francesc de Locomía. Desventaja: mi anoréxica billetera. ¿Marc Anthony, cuál es tu secreto?

2 secretos:

Anónimo,  lunes, noviembre 28, 2005 8:14:00 p.m.  

Marc Anthony siempre me pareció nada simpático y su música no me agrada...en fin.
N

Mami Brujita lunes, noviembre 28, 2005 8:16:00 p.m.  

A mi tampoco me agrada mucho Marc, es muy flaquito.... Me gustan los de mas carne sin que lleguen a obesos. Su musica? Una que otra pero no pagaria por verlo en un estadio.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP