jueves, diciembre 01, 2005

Uno de diciembre

Sé que no suelo hablar de temas más trascendentes que mi propia vida, pero creo que haré una excepción. El lector puede atribuir esto a los sucesivos golpes que me dio la vida el pasado lunes.

En este día es común que todos hablemos del VIH y el SIDA. Es común decir que le puede pasar a cualquiera, que no es una enfermedad exclusiva de homosexuales y prostitutas y demás cosas. Sin embargo, nada es más cierto que ello. Hace algunos años, la viuda de Isaac Asimov reveló que su esposo murió con este mal. ¿Leyeron sus novelas?, ¿aprendieron matemática con él?, ¿Les gustó Yo robot? Pues, se fue con SIDA. Magic Johnson  ya no hace más canastas, dado que se retiró del deporte por su enfermedad. Freddy Mercury y Miguel Abuelo ya no cantan más Don´t stop me now ni Lunes por la madrugada. Y tú no podrías leer esto si nos descuidamos, porque si no vigilamos que cambien la hoja de afeitar en la peluquería, las agujas de las jeringas o de las máquinas de tatuajes, no nos protegemos en las relaciones íntimas, descuidamos la sangre para las transfusiones, también me podría suceder a mí o quizás a ti.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP