jueves, enero 05, 2006

El espinoso camino de regreso a la cordura

Lo que dice mi amiga Laura es ley. No sé si porque guarda un gran instinto maternal o yo un gran instinto de hijo. O quizá porque alguna vez, durante los días de universidad, me salvó de un grave papelón. A veces act{ua como la voz de mi conciencia, el Pepe Grillo de Pinocho. Sin embargo, a veces quisiera asesinarla un poquito.
Un par de días atrás, durante mi crisis física (si acaso mi situación puede ser más crítica), me la encontré mientras revisaba mi correo.

Recreación
Diego te ha enviado un zumbido

Yo: Laurita, necesito tu ayuda
Ella: Qué pasa???
Yo: Tengo un problema y necesito tu ayuda.
Ella: Dime
Yo: Sé que esto es imposible, pero durante estos días creo que me veo mal.
Ella: jajaja
Yo: Necesito que me ayudes.

Diego te ha invitado a una conversación con cámara web

Yo: Me ves?
Ella: Sí.
Yo: Ok, qué crees que debo hacer.
Ella: te has dejado una perilla?
Yo: o como se le pueda llamar a esto.
Ella: dejame ver
Yo: crees que debo seguir con mi look homeless de la Plaza San Martín o adoptar una pose más metrosexual.
Ella: creo que la metrosexual
Yo: Ok. Y las patillas cómo me las corto. Cuadradas o las adelgazo
Ella: Creo que cuadradas, pero déjame ver las nuevas tendencias
Yo: Al toke que ya se me termina el tiempo
Ella: Creo que cuadradas.

Todo transcurría bien. Laura se había vuelto la Laura de Petrarca. Grande. Nunca te mueras. Tuve la ocurrencia de voltear para enseñarle, señalando con mi dedo, hasta donde debían quedar.

Ella: Oye, Diego.
Yo: qué
Ella: Que chistosa esa argolla en tu oreja. Cuándo te la pusiste

Sólo en el último mes la había visto en un par de ocasiones. Desde que me puse esa argolla, hace más de un año, nos habíamos encontrado en fiestas, cumpleaños de amigos comunes, babyshowers (que viejo me siento) y hasta de casualidad.
Cual novia que ha sido llamada por el nombre de la ex: herida pero dispuesta a perdonar, obvié ese pequeño detalle. Llegué a mi casa e hice, como si hubiera encontrado a mi gurú y guía femenino. Pero por favor, Laurita, no me preguntes por el pierce que tenía en la ceja.

3 secretos:

Laura Hammer jueves, enero 05, 2006 8:21:00 p.m.  

definitivamente no te conozco, ni te conocere del todo nunca, por eso te leo y eso alivia mis dias de lluvia. Ojala dejes de hablar de tu cacharro pronto y a ver si esa gurú tocaya mia te hace el milagro...Ohmmmmmmmmm

diego viernes, enero 06, 2006 2:12:00 p.m.  

Creo que Laurahammer me ama en secreto.

Laura,  jueves, enero 12, 2006 1:10:00 p.m.  

Poniendome al dia de tu blog (no lo leia desde el 2 de enero) encontre este post.... Diego al fin me dedico un post!!! envidienme!!Mundo envidiameeeee!!! ... SORRY POR LO DEL PIERCING. Me haz hecho reirme de mi misma jajaja
Besotes

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP