martes, enero 10, 2006

Max Castro salvó mi PC

Ningún huracán arrasó mi casa. Tampoco dejé a Cahuide y Dana jugando con mi disco duro. Era mucho peor que eso: mi computadora colapsó. El monitor se apagó mientras el CPU emitía un extraño pitido. Yo, por mi parte, lancé un grito que habría causado la envidia de la mismísima Yma Sumac. Reset. Reset. Reset. Nada podía hacer reaccionar mi computadora. Le habría dado respiración boca a boca si en el intento no me hubiera electrocutado un par de veces. Llamé a mi tío Juan, una especie de Bill Gates casero a quien acudo cuando tengo algún problema con mi máquina. Su diagnóstico a larga distancia indicaba que se trataba, posiblemente, un virus. Esto tampoco me tranquilizaba, puesto que aplicar un antivirus es más fácil cuando se puede prender el monitor. Este no era el caso. Sin embargo, me recomendó a otro sujeto que podría solucionar mi problema.
En mi PC tengo más de 800 archivos de música, fotos, el nuevo diseño de mi sitio web y un texto en el que vengo trabajando desde hace unos meses, entre otros archivos de los cuales no tengo copia de respaldo alguna.
Llamé al amigo de mi tío quien llegó a ver mi computadora. Habíamos acordado que llegaría a las tres, luego llamó para decir que llegaría a las 5.30 y finalmente llegó a las seis. Me parece interesante la manera en que imaginamos a las personas teniendo como base únicamente su nombre. No recuerdo bien como imaginaba a este señor, lo único que recuerdo es que físicamente no coincidía con mis alucinaciones. Para ahorrarnos detalles y descripciones diré que no exagero al decir que era idéntico a Max Castro.
La pregunta de rigor era: "¿Nunca te han dicho que te pareces a...?". Pero no la hice, a cambio me limité a contarle el problema. El tipo desarmó mi CPU y encontró la raíz del mal: polvo acumulado en una de las tarjetas. Pregunté cuánto me costaba la gracia. Él respondió y yo pensé si el precio incluía disco o entrada a concierto. No me quedó más remedio que regatearle un poco y aceptar el monto para que proceda a hacer el trabajo cuanto antes.
Desde los nueve años he estado en contacto con las computadoras y recién hoy, 15 años después, me entero de que también es importante hacerle el debido mantenimiento una vez al año.

Moraleja 1: Debo hacer un back up.
Moraleja 2: Debo promover el apoyo a los cantantes vernaculares, a ver si la próxima me sale más barato.

2 secretos:

ZARELA martes, enero 10, 2006 6:43:00 p.m.  

creo que que ellaera mas femenina ...

cada vez que leo algo tuyo sonrio ...( ya soy fan )

Gigi miércoles, enero 18, 2006 1:19:00 p.m.  

Jajajjaja
Ya tienes otra fan (Vamos a hacer gorritas y llaveritos....XD)
Un blog muy alegre.. y pensar q de casualidad llegue a él.
Te he linkeado pq me encanta leerte.
Cyber abrazos

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP