martes, enero 24, 2006

Oiga, caballero vamos al Congreso

No sé que ropa ponerme la próxima vez que visite el Congreso. No sé si seguir la tradición y ponerme mi viejo terno Baronet comprado en tiendas Él o vestir enormes zapatos verdes, pantalones sueltos, tirantes amarillos y nariz roja.
Muchas veces hemos escuchado decir que el Parlamento era un circo. Valdez, la Chuquival, Barba, Mulder y compañía parecían ser la representación simbólica del sentir popular. Sin embargo, la lista candidatos al parlamento de Renacimiento Andino indica que este partido no toma la política en serio. Esta agrupación, cuyo símbolo parece haber sido extraído del baño de caballeros, es liderado por un abogado huacavelicano llamado Ciro Gálvez, ofrece una Política Nacionalista, de acuerdo a su portal web: Renacimiento Andino, reconstruyendo el nuevo Tahuantinsuyo.

Para más pelos y señales, reproduzco una parte de la biografía de este candidato:

“Haber afrontado todo tipo de adversidades, desde ataques políticos, hasta agresiones personales, por provenir del Ande, hablar el Quechua, por practicar las constumbres indigenas y levantar un programa nacionalista de base étnica, al partido RENACIMIENTO ANDINO le ha valido para posecionarse en el escenario político nacional, como organización que levanta la bandera de la Interculturalidad Politica y a partir de lo cual expresa su posición claramente contraria a la globalización manejado por las transnacionales y los tentaculos del poder que devienen de los grupos de poder de los paises desarrollados.”*

De acuerdo a Wikipedia, Renacimiento... obtuvo el 0,8% de los votos. Al parecer, este año Gálvez no quiere repetir el plato y espera que la tómbola política lo premie con la presidencia. Pero para ello hay que llamar la atención.
Al pueblo hay que darle circo y pan, qué duda cabe. Por eso extrañamos los bailes de Tudela y los talk shows de Laura Bozzo y similares.
El próximo Congreso promete, pero promete convertirse en un verdadero circo. Si eligen a Tongo, ya tenemos la carpa. Mario Poggi, correa en mano, nos pide una colaboración mientras Janet hace sus movidas y Shirley Cherres secuestra nuestra atención. Cenaida Uribe, por su parte, entra con Humala y sus cocaleros... a matar.
Y si Melcochita ríe de Janeiro, yo me bacilo de Koch mientras me pregunto en qué momento se volvió a joder el Perú.



* Errores ortográficos de origen.

3 secretos:

Zapcome martes, enero 24, 2006 7:26:00 p.m.  

Muy buen post... sobre todo esa alusion al lenguaje melcochistico, llamese jeringa.

Saludos desde Australia

Anónimo,  miércoles, enero 25, 2006 11:48:00 a.m.  

eso de bacilo de Koch...me parece que lo vi en "Marte", en el artículo de la contracarátula.
jaja!
besos,
N

diego miércoles, enero 25, 2006 1:12:00 p.m.  

Lo que me olvidaba es que luego de leer el fragmento de don Ciro Gálvez, todos deberíamos suspirar y decir al unísono: "Oooohhhhhh, pobreciiiiito"

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP