viernes, marzo 17, 2006

El rey Lear

La primera vez que fuimos al teatro fue en la primera puesta en escena llevada a cabo en el Teatro Municipal después del incendio. Nos moríamos por ver esa puesta en escena y yo, especialmente, quería verla con ella. No porque pensara que en algún momento apoyaría su cabeza en mi hombro o se aferraría a mi pecho en busca de protección o calor. Simplemente, siempre me ha gustado hacer cosas con ella. Cualquier cosa. Ese día pasó lo peor. De la nada me enfermé. Me dio una fiebre que esperaba se me fuera cuanto antes. Sin embargo, como todas las cosas que espero que sucedan, eso no pasó. Pero no me importó. Con fiebre y todo me enfundé en un abrigo grueso. Vimos la obra. Ella no se acercó ni yo la abracé, como suele suceder, puesto que los finales felices sólo tienen cabida en los cuentos y en los sueños. Pero desde aquel día tengo el póster del Rey Lear en la pared de mi cuarto.

1 secretos:

gamma-normids viernes, marzo 17, 2006 8:58:00 p.m.  

te entiendo. Mantengo el poster del primer concierto al que fui,, aunque no lo tengo pegado ya... per lo tuve como ocho años.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP