lunes, marzo 06, 2006

Noche de un día difícil

Este día comenzó mal. Primero con la desazón que me dejaron los premios Oscar ®. Tenía una entrevista pactada para las 9 a.m. Me despierto temprano y prendo el celular. La fotógrafa asignada me llama para decir que no podía ir y que llame a mi amiga T* para que haga las fotos. T* mastica unas palabras mientras pisa el mundo real en puntas de pie y me da tanta pena haberla despertado. Llego a mi entrevista y luego de esperar me anuncian que mi primer entrevistado del día había cancelado la cita. Emprendemos el camino de regreso.
Llego a la oficina y mil pedidos. Diego, la nota con tal, la entrevista con cual, el texto de tal cosa. Tratando de hacer el milagro de la multiplicación de las manos cumplo con la mayoría de cosas, pero no con lo que quería hacer, mandarle siquiera un mensaje a E.
Vuelo hacia otra entrevista, luego una más y mi entrevistado se levanta de su sitio sin satisfacer mi curiosidad.
Al regresar, a mi escritorio recibo una llamada: mi entrevistado de las tres de la tarde (no sé si por solidaridad con el primero) también cancela. Escribo unas líneas a E.
Reunión. Reunión extensa mas no complicada. Luego T* me dice que deja el trabajo y yo no sé que decirle, pero tengo la sensación acumulada de haberla despertado setenta veces siete.
Llego a casa al borde de mañana y no hay comida. Sólo queso en dados y chancay.
Y mañana tengo que cubrir una noticia pero no a las nueve, sino a las 8:30 a.m.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP