martes, abril 18, 2006

Saludo nocturno

Para nadie es un secreto que mi vida sentimental no camina muy bien por estos tiempos, al punto de pensar que no es que las demás personas no vean mis excelentes cualidades sino que quizá algo está fallando en mí. Cuando eso sucede, suelo caminar preferentemente de noche dado que las calles vacías me ayudan a pensar.
Este, sin embargo, no era el motivo por el que caminaba ayer, pasada la medianoche, por la avenida Arequipa. Esta vez intentaba llegar a casa y que el aire me despeje de la ligera ebriedad debida a una copa de Pisco Sour donde había ahogado unas penas solidarias con un par de amigas. No pasaba, además, ningún carro que me dejara en las inmediaciones de mi humilde morada.
Dos cuadras después de Aramburú, mi campo visual, concentrado en el asfalto, abarcaba a una señorita ubicada en una esquina. Una transeúnte más, pensé. Al pasar por su costado, por la calle abandonada escuché una vocecita que susurró un hola.
Pocas veces hago caso a mi mamá, como cuando me dice que debo estar en casa antes de las nueve. Esta vez, sin embargo, seguí su consejo de no hablar con desconocidos y pese a que por un momento experimenté un in crescendo en mis niveles de autoestima, intuí que el saludo de la corpulenta mujer no era gratuito.

2 secretos:

Laura Hammer martes, abril 18, 2006 10:01:00 p.m.  

hmmm...volveras a poner la primera canción con la q probaste el audio? Estaba genial.

diego miércoles, abril 19, 2006 11:43:00 a.m.  

Cuando las circunstancias lo ameriten. :)

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP