jueves, junio 22, 2006

La fercho nocturna

Cómo se le dice a la mujer que maneja una combi. ¿Chofera? Lo pregunto porque hace ya meses leí que, luego de aceptar las palabras jefa y presidenta (masculinos de jefe y presidente), la RAE aceptó jueza como femenino de juez. Alex Grijelmo, responsable del libro de estilo del periódico El País, señalaba que estas palabras (juez, jefe y presidente, junto con otras) carecían de género, por lo que sería un exceso darles un femenino. En todo caso, por justicia, habría que registrar las palabras presidento, jefo y juezo.
Mi pregunta inicial no es en vano. Ayer, pasada la medianoche, o sea hoy, caminaba por una oscura calle miraflorina para llegar a alguna avenida donde pudiera encontrar una combi que me lleve a casa. Algunas cuadras más adelante un par de luces potentes me deslumbraron por un momento. No era el ovni del Ubinas, era el bendito vehículo. Sin pensarlo dos veces estiré la mano para detenerlo y trepé pensando en mi camita caliente. Luego me enteré de que el paradero final quedaba a algunas cuadras antes de mi casa. Luego de una breve pero persuasiva conversación con el cobrador, este consultó a la persona al volante. Esta era una chica.
En todos mis años de pasajero urbano nunca había visto algo parecido. Si mujeres taxistas, pero no conductora de combi, coaster o similar. Esta vez comprobé que además de ser crueles e impredecibles, las mujeres también manejan combi.
Habría tomado una foto, mismo comercial con Ronaldinho bamba para que me crean, pero la chica estaba acompañada de un muchacho con cara de pocos amigos y el cobrador no había tomado con agrado el hecho de extender su ruta lechucera por mí. Cabe mencionar que en un momento quedamos sólo los cuatro. Recuerdo que mi ex solía llamarme cada noche para asegurarse que había llegado sano y salvo a casa. Aunque, siendo objetivos, de qué podría servir una llamada si estoy bajo las llantas de una combi o con un pico de botella en las entrañas.
Me tranquilizó saber que, pese al compañero con cara de pocos amigos y al cobrador mala onda, estaba Sofía, aquella conductora a la que ni siquiera le importaba mi presencia y en quien yo, sin conocerla, confiaba.

6 secretos:

Laura Hammer jueves, junio 22, 2006 3:24:00 p.m.  

Ademas de crueles e impredecibles?
Creo, que comienzas a hablar con el pico de botella metido en la garganta.
Lindo final.

Chinasky00 jueves, junio 22, 2006 4:54:00 p.m.  

Pero... que tal estaba la Sofi?

Alves Reis viernes, junio 23, 2006 6:17:00 p.m.  

....hola.....

guachis mujeres ya hay hace tiempo...... y mujeres conductoras de combi también, me parece que tienen mas cultura cívica al momento de manejar..... si tengo que escoger, yo me subiría a una combi donde maneja una mujer....

Dr. Muerte sábado, junio 24, 2006 7:35:00 p.m.  

hola, muy interesante lo que escribes, me podrias dar tu correo para poder chatear contigo...
:P

Alexis miércoles, junio 28, 2006 8:53:00 a.m.  

Hola, me gustó mucho el post...
"chévere"

Felicitaciones, el blog está bueno!

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP