martes, julio 11, 2006

El gorro verde

Mi compañero de gélidas mañanas, noches post juerga y caminatas lluviosas finalmente apareció. No hablo de Chente, mi amigo imaginario, ni de mi perro; sino de mi gorro verde. Pensé que lo había perdido en un taxi, se me había caído en la calle o que me lo habían extraído del bolsillo en la combi (ya no se puede confiar ni en las buenas intenciones de manos ajenas que hurgan en tus bolsillos posteriores); pero lo encontré refundido en mi cajón, lo cual es extraño, puesto que días antes lo había buscado en ese mismo lugar. Creo que de verdad lo perdí y regresó solo a casa. Es muy fiel.

Se los muestro en esta foto, tomada antes de su pérdida. Hagan caso omiso de mi cara con expresión para la posteridad, tampoco se fijen en ese tornillo que parece salir de mi hombro, ni en la 10 pasando al costado. Mucho menos en el sticker de La Mega, pegado en el parabrisas posterior.

2 secretos:

Alves Reis martes, julio 11, 2006 10:36:00 a.m.  

...hola....

esa foto pal recuerdo!!!!!
un abrazo

Laura Hammer martes, julio 11, 2006 11:39:00 a.m.  

Yo tengo varios gorritos de lana...pero ningun consentido.

A lo mejor y el tuyo se ve bien con una borlita de lana para que te parezcas a Monchi.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP