miércoles, agosto 30, 2006

En telo de juicio

Todos los días recorro las cuadras surquillanas de la avenida Angamos. Hay de todo. Grifos, restoranes de mala muerte, farmacias y hostales. Sobre todo hostales. Entre los bostezos aguantados y restregadas de ojos tras las resinas de mis gafas veo más hostales que en toda mi vida (curiosamente, cuando la necesidad apremia, todos parecen desaparecer). Los hostales de Angamos Este tienen algo en especial. No lo digo por la infraestructura, servicio al cuarto o qué se yo (no me consta) sino a la triste fama que suele acompañarlos. Pero no confundir. Las páginas policiales donde aparecen no hablan de redadas en los que se descubran redes de prostitución o pedofilia. Son más bien el escándalo y la tristeza que acompaña a algunos de sus eventuales huéspedes.

Ayer, por ejemplo, un ciudadano holandés se lanzó desde un quinto piso del hostal Los Andes, cercano a la Vía Expresa de Paseo de la República. El extranjero sobrevivió. No corrió la misma suerte la chica cuya tristeza condujo también a lanzarse desde el Sol y Luna. Debo confesar que por razones que no vienen al cuento explicar, este fue el caso que más me golpeó.

Pero, bueno, la tristeza a veces no es tan triste y es más bien patética con disfraz de lujuria. Hay gente que va al telo para lo que debe hacer. El amor físico, como decían en mi clase de Literatura (cuchi cuchi, frunacatoinga, triki trak, ya pues, ya están grandes, ustedes me entienden). Muchos acuden con amantes bandidos, las otras, los prohibidos. A veces con más de una. Esto no tendría nada de extraño a menos, claro que seas no sólo un hombre casado, sino un intelectual conocido y, además candidato a la presidencia del país. Peor aún cuando una simple noche de excesos se transforma en un secuestro. La true story, es que aquello sucedió en el Melody. Hagan su mapa y tengan cuidado, no vaya a ser que los próximos que figuren en las noticias sean ustedes. Si sucede, no me manden saludos por la tele.


4 secretos:

Laura Hammer miércoles, agosto 30, 2006 12:40:00 p.m.  

me costó trabajo leer la letra pequeñita. interesante post.
chico triki trak

diego miércoles, agosto 30, 2006 1:45:00 p.m.  

Sorry, tuve problemas para pubñicar con blogger, asi q lo tuve que hacerlo por mail.

Laura Hammer miércoles, agosto 30, 2006 8:29:00 p.m.  

No sabía que se pudiera hacer eso. entiendo ahora el por qué de los códigos.

Interesante lo de los telos, hoy conversaba con alguien sobre el tema. coincidencias extrañas por todos lados.

Laura Zaferson jueves, agosto 31, 2006 1:37:00 a.m.  

frunacatoinga? que poca prestancia avendaño.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP