viernes, diciembre 01, 2006

Amigo navideño

Acabo de rechazar una gentil invitación para participar en el ritual favorito y más esperado de las fieles radioescuchas de Secretarias Románticas S. A. Estamos hablando, nada más y nada menos que del Amigo Secreto. A diferencia del año pasado, en que todos "aceptaban" por default, este año, en una iniciativa democrática, nuestra secretaria, siempre carismática, pasó por cada recoveco laboral con una hojita con los nombres de todos y cada uno de los esforzados trabajadores de mi oficina con el título, ¿Quieres participar en el amigo secreto?
No tengo que repetir que cada año mi suerte es más que perra con estas dinámicas de integración. Me toca gente a la que no conozco o a la que conozco suficiente como para no saber que regalarles, porque creo que ya lo tienen todo. A los que les toca regalarme cosas, pocas veces aciertan.
El año pasado, por ejemplo, al abrir el papelito con el nombre de mi afortunado amigo secreto, mi primera interrogante fue ¿quién demonios es esta persona? Muchas veces en el campo laboral es común ver rostros sin llegar a saber qué hacen, cómo se llaman o por qué fucking ganan más que uno. Este era uno de los casos. Mi segunda pregunta era qué le podía gustar a este señor. Buena ocasión para conocernos.
Me esforcé por comprarle caramelos, luego me enteré que le gustaban los jugos naturales, por lo que fui a Metro y compré un sixpack de Frugos. Según me enteré, estos regalos del día a día le gustaron, creo que más que el regalo final que, aunque agradeció sobremanera al descubrirlo, nunca lo vi usar. Aunque, quien sabe, quizá lo guarda para alguna ocasión especial.
Yo, por mi parte, me la pasaba pidiendo a gritos a mi desconocido amigo que se manifieste. Que se juegue unos cigarritos (con marca y todo) o un chocolatín (que siempre es rico). Alguna vez se acordó de mí. El último día, en ceremonia pública, me entregó un paquete rectangular y duro. ¿Será un libro?, ¿será una caja de plumas?, ¿será melón?, ¿será sandía? Era una agenda. Desde tiempo atrás había tirado la toalla con las agendas y me estaba jugando los tiempos extra con la que tenía mi palm (cuando funcionaba).
Mi secretaria pregunta, apenadita ella, ¿pero por qué no vas a participar?

2 secretos:

Giovanna & Daniel viernes, diciembre 01, 2006 10:59:00 a.m.  

Es mi primera vez en estas andadas por que aqui en APRODEH también entramos en el secreto tema del amigo secreto, por suerte me toco alguien a quien si conozco.

Saludos

Daniel S

PD: Como anda el buen Cahuide?

Gigi sábado, diciembre 02, 2006 8:38:00 a.m.  

Una vez en este dichoso jueguito me salío de amigo secreto, el Director Gerente del consorcio... cuando abrí el papelito me dió un infarto a la billetera....
No hay derecho señores.

PD: - Verdad, como anda el Cahui? ya moviendo la de atrás no?

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP