jueves, diciembre 14, 2006

El espíritu is in da jaus

Disculpen, yo también tengo corazón y no puedo evitar que lata (por la Sara que no lo vuelvo a hacer).

Niño de cinco años sentado sobre las faldas de su mamá a desconocido de bermuda y densa barba entrecana: Señor, usted trabaja con él.
Señor asiente con la cabeza.
Niño: ¿usted lo conoce?
Señor sonríe.
Niño: ¿señor, dónde queda su casa?
Señor señala hacia la derecha.
Niño: ¿y siempre lo ve?
Señor dice sí con la cabeza.

Señor se levanta para bajar.
Niño: ¡Señor!
Señor le acaricia la cabeza con ternura y se agacha para escucharlo mejor.
Niño: Dígale que no se olvide de mi regalo.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP