martes, enero 16, 2007

El valle de la silicona

Cuando era chico usábamos distintos productos para pegar. Cinta adhesiva, goma, engrudo, chicle, babita, y otros como el infalible UHU y pirañil Terokal. Ahora todo se pega con silicona. Si haces manualidades igualito que Estrella Amprimo, indispensable tu pistola de silicona. Si haces los experimentos con Ricardo y Lelé en Mad Science, también necesitas silicona. Si organizas una fiesta infantil con globos por doquier, los pegas hasta en el techo con silicona. Si se te despegaron las sandalias, las pegas con silicona. Si se te sale la resina de tus anteojos o se sale el jebecito que amortigua el metal sobre la nariz, lo pegas con silicona. Si quieres pegar pósteres en tu cuarto, los pegas con silicona. Quieres poner esas estrellitas fosforescentes que brillan en la oscuridad en el cuarto del bebe, las pegas con silicona. Si se te sale una tecla de tu grabadora o de tu viejo minicomponente, la pegas con silicona. Los demás productos ya fueron, el futuro será de la silicona. Así que podemos usarla para cualquier cosa que se nos ocurra. Si se te acabaron las grapas, usa silicona. No tienes post-it, escribe en un papel cualquiera y pégalo a la superficie que desees con silicona. ¿Quieres una noche de sexo sádico? Olvida la cera derretida, usa silicona.
Se te despegó el asa de la taza, usa silicona. Quieres depilarte las cejas, usa silicona. Quieres defenderte en una ciudad peligrosa, lleva la pistola contigo a todas partes. ¿Tienes una espinilla? Aplica la silicona caliente sobre la zona afectada, espera que seque y luego jala con alma, corazón y vida. ¿Quieres que tu novio deje de fumar? Ponle silicona en los filtros de sus cigarros. ¿No tienes plata para comprarte una goma de mascar? Aplícala generosamente sobre la lengua. Si tu mesa está desnivelada, aplica silicona en la pata hasta que logre la altura necesaria. ¿Estás en pleno jaleo erótico con una chica y no tienes tiempo de ir a la farmacia? No esperes que te explique, este blog lo leen menores de edad (y mi mamá también). Cuando se te despega la tirita del brassiere, pégala con silicona. Si te rompieron el espejo del carro, pega el nuevo con silicona. ¿Quieres ser más alto? Ponte varias capas de silicona en los pies. Si rompiste el voucher del banco en pedacitos y luego olvidaste cual era tu saldo, pégalo con silicona. ¿Olvidaste el candado para asegurar la bicicleta? Asegúrala con silicona. ¿Se te cae el pelo? Pégalo con silicona. Cuando no tengas a la mano lápiz y papel para apuntar un número telefónico, hazlo con silicona. ¿Quieres ser feliz? Ponte silicona.

4 secretos:

Cynthia,  martes, enero 16, 2007 2:39:00 p.m.  

...si estas decepcionado con lo que natura te dio (y salamanca no presta), rellenalos con...

Laura Zaferson martes, enero 16, 2007 3:34:00 p.m.  

hmmm... diego, dame plata para ponerme silicona.

diego martes, enero 16, 2007 10:42:00 p.m.  

Te apuesto a que si ofrezco un banner pro fondos, recibo más ofertas que aquel para pagar mi maestría, gimnasio o carro. Todo porque sin tetas no hay paraíso.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP