viernes, agosto 10, 2007

Volví a bailar con un hombre

Si mal no recuerdo esto ocurrió, a lo mucho, hace un año. Había salido con mis dos amigos del colegio (o acaso debo decir con mis dos amigos, a secas). Luego de tomar unas cervezas en un huarique de la calle Berlín llegamos al Oso. Dimos la vuelta de rigor para ver si había alguien conocido hasta que finalmente llegamos a la pista de baile.

E: Hay que sacar a bailar a esas chicas.
Yo: Pero están bailando entre ellas.
E: No, pero si vamos dos, van a atracar.
Yo: Vayan ustedes.
E: Ya pues, J, vamos.
J: Me duele la barriga.
E: Ya pues, Diego, vamos.
Yo: No jodas, anda solo.
E: No, pues.
Yo: No van a querer, están bailando entre ellas.
E: No seas cabro.
Yo: Tamare, como jodes.
J: Anda o va a seguir jodiendo.

En el camino teníamos que decidir quien hablaría primero. Obviamente tenía que ser E, quien se caracteriza, o por lo menos se ufana de ello, por hacer amigos de la nada y ser asediado por sus amigas virtuales.

Yo: Ya, anda tú adelante.
E: No pues, anda tú.
Yo: Pero tú eres el extrovertido.
E: Pero tú eres más cuero.

Sobra decir que con ese comentario me convenció por completo. Una vez al lado de la chica que bailaba con su amiga, aclaré la voz, esbocé mi sonrisa 34, especial para ocasiones bochornosas, y en actitud kamikaze le toqué el hombro a la muchacha de la misma manera en que se presiona el botón de autodestrucciónde un arma mortal, y pregunté “¿quieres bailar?”.
Esperé que mi amigo hiciera lo mismo, para sorprender al enemigo y capturar a la presa. Él, mientras tanto, sólo bailaba al costado de la otra chica. “Ya estoy bailando”, respondió la fulana.
Con la moral hecha trizas, pero la frente arriba, siempre arriba, hacia las estrellas, miré con odio a E y me puse a bailar frente a él. Curiosamente, J no se estaba riendo de nosotros, una chica lo había sacado a bailar.

Desde ese día, E no ha querido volver al Oso.

5 secretos:

Carmen viernes, agosto 10, 2007 3:52:00 p.m.  

Allà ella que se lo perdió...yo sì hubiera salido a bailar contigo...

Carmen viernes, agosto 10, 2007 4:05:00 p.m.  

Diego, cuando un hombre te diga que eres cuero, no le creas y empieza a correr...

Anónimo,  viernes, agosto 10, 2007 4:09:00 p.m.  

jaja, creo q fué un problema de actitud desde el principio. La proxima ve cual rey y seducela con la mirada o la luz de tu sonrisa.
:)

n*i*ñ*a*g*o*y*a viernes, agosto 10, 2007 11:31:00 p.m.  

jajajaja...pobre! cuantas veces no abre hecho lo mismo sin pensar en lo mal que los hacemos sentir...q malosa!!! jaaajjaja...pero ojo que si llegaras con mas actitud y sin miedo facil que te dicen q si...las mujeres percibimos a los timidones...espero tengas mejor suerte para la proxima y no te toque bailar otra vez con otro hombre :s

cynthia,  miércoles, agosto 15, 2007 6:28:00 p.m.  

Cómo va a regresar tu amigo E al Oso, si ha dicho que eres cuero!

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP