lunes, noviembre 26, 2007

Último día La vida es sueño

Ayer fui a ver La vida es sueño, y desde ya vamos recomendando que si no la han visto, chapen su combi al Teleticket más cercano, tengan un poquito de paciencia y saquen su lado de maestro de nido para explicarle al vendedor qué es lo que quieren comprar, y vayan a verla.A diferencia de otros espacios, blogs y medios que lo invitan a vivirlo en primera fila. Este blog le cuenta cómo lo vio… desde la última fila. (De mi lista de cosas que odio de haber dejado de trabajar en la PUCP: ya no me regalan entradas al teatro). Pero no se deje engañar. La vista desde arriba es buena también.

Lo bueno:
Son las actuaciones y la puesta en escena. Todo comienza desde antes de entrar a la obra, donde grupos de baile de distintas regiones del país más o menos están de fiesta. En la obra en sí hay un egg de actores en escena, caballos, hombres en zancos, elencos folclóricos, fuegos artificiales. Solo faltan los monos amaestrados. En lo alto, están los trompetistas, igualitos a los ángeles de los cuadros barrocos. Si bien por momentos hay pasajes que no se pueden escuchar bien, esto sucede por la naturaleza de un montaje al aire libre. Fuera de eso, no hay problemas de audio. Actúan Ricardo Blume, Aristóteles Picho, Leonardo Torres, Víctor Prada, entre otros.La puesta del auto sacramental es un tanto distinta a la obra que leemos en el colegio, pero esto lo puede explicar mejor Alonso Alegría.




Lo malo:
De la puesta en escena, nada. Lo malo son las condiciones de las tribunas. Muchas personas que asistían no eran tan jóvenes (ni tan hermosos) como yo y tuvieron algunas dificultades para llegar a sus ubicaciones. Los únicos asideros estaban en los extremos y no en las escalinatas centrales. Nada de esto se advertía al momento de comprar la entrada.

Lo feo:
Que el purpurado no haya querido prestar el atrio de la Catedral por tratarse de la Ponti, institución con la que tiene un lío judicial aún por resolverse por la herencia de Riva-Agüero. Se pone peor que los Tudela, el tío. Afortunadamente, esto no ha deslucido el montaje y ha quedado en lo anecdótico.

2 secretos:

rodrigo miércoles, noviembre 28, 2007 12:02:00 a.m.  

genial el auto sacramental, incómodas las tribunas, filoso el viento, festivo todo el asunto!

JG® miércoles, octubre 22, 2014 1:34:00 p.m.  

La vida es sueño, "auto sacramental"? Me parece que están confundiendo La vida es sueño con El gran teatro del mundo...

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP