jueves, enero 10, 2008

Al Estarbax dile no

Para muchos el café es básico al comenzar cada día. Sentir el aroma que desprende con el humo y beberlo es la combi asesina que te lleva, sin luz roja, a ese otro lugar lejano y hostil que es estar despierto. Para mí no. Para mí el café encierra un ritual, bueno, dos. Uno es estar con los amigos a media tarde o en la tarde-noche. "Apla, un cafecito" es sólo un sinónimo a "Oe won, veámonos". Encontrarse en un lugar, sentarse en una mesa y conversar. Rajar de los ausentes, desvestir a los desnudos, quitarle la comida al hambriento mientras te tomas la bebida del sediento. Todo en palabras. Y si falta algo por decir, llamas al mozo, más café, aunque sea el más misio. Dos mililitros de Espresso, que cuesta la mitad de un Americano, que viene en taza grande, puede durar más que una Duracell. Si hace hambre, un sanguchito, en bandeja y a la mesa.

La otra es el ritual casi onanista cafetalero. Esas veces que te coge el acojudamiento existencial y vas solo por esas calles queriéndote aturdir. Te sientas junto a la ventana y te alucinas con Paris Hilton y aguacero. Pides tu café favorito que llega caliente en taza, como te servía tu mamá en casa, sientes el tintineo de la cucharita metálica en la loza. Ves a la gente a tu alrededor y te das gracias de ser tú, aunque a veces te joda un poco.

Por eso siempre odié el concepto fastfood y el selfservice con vasos descartables y palitos en lugar de cuchara. ¿Desde cuándo adquirió la misma categoría de una vil hamburguesa para venir en tres tamaños? De cuándo acá te dan cañita para tomarlo. Amaricóname todo, menos el café.

Pero qué pasa cuando un día vas al Starbucks y pruebas uno que te gusta. Y al día siguiente quieres más hasta que finalmente te ahorras todas las caras que hacías antes de entrar y vas sin roche. Maldita sea. Maldito sistema.

6 secretos:

Anónimo,  jueves, enero 10, 2008 9:10:00 p.m.  

Hola Diego! Leo tu blog desde hace no mucho tiempo, muy buena entrada...aunque...no puedo resistir decir algo: es... "humo" o..te refieres al vapor de agua? :$ XD

diego viernes, enero 11, 2008 12:39:00 a.m.  

Vapor de agua, pero humo suena más romántico.

cynthia,  viernes, enero 11, 2008 10:57:00 a.m.  

Y yo que sé donde va, donde vive
Y todo está mal y siempre es igual
Y yo que sé, que no soy detective
La paso fatal
Mi chica de humo
Mi chica de humo

Raulín Raulón... viernes, enero 11, 2008 12:49:00 p.m.  

Salado, a mi también me agarraron, pero por lo kekes (a los que llaman "muffins", así como en Los Simpson, McConals tiene su cuarto de libra).

Igual, paso, no me agrada tanto el ambiente, sobretodo cuando hay demasiada gente PUCP que antes pululaba en Z.

Mafa viernes, enero 11, 2008 4:04:00 p.m.  

"Amaricóname todo, menos el café" jajajaja que buena frase Avendaño jajaja y al final caíste siempre lo supe,ibas a caer. Un beso

Miguel López domingo, enero 20, 2008 12:41:00 p.m.  

jaaaa, sí, iba a comentar lo mismo de esa frase. está genial.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP