miércoles, mayo 28, 2008

Morote ante determinación de Indecopi

A mediados del 2007 una noticia nos sorprendió. Un desconocido escritor denunciaba haber sido plagiado por Alfredo Bryce Echenique. Pocos le creyeron y muchos lo dudaron. A partir del año siguiente distintas denuncias sobre plagios hicieron más verosímiles las versión de Morote. Bryce admitió la falta, pero culpó a su secretaria. Perú 21 siguió con interés la historia y encontró más casos. La cifra más reciente, es de María Soledad de la Cerda, quien encontró más, con lo que se sumó un total de 32. En un largo texto de cinco páginas, titulado "La incorregible secretaria de Bryce", de la Cerda concluye diciendo:

"A la luz de de estos hechos y como aparentemente cualquier similitud es algo más que una mera coincidencia, existen razones de sobra para que Bryce, por fin, despida a su ineficiente secretaria; para que vuelva a escribir como en los viejos tiempos y, por último, para nunca más ser víctima de tantos y tan lamentables malentendidos, opte por enviar personalmente sus colaboraciones a los medios".

En octubre de 2007, por primera vez Indecopi exculpó a Bryce. La historia concluyó esta semana cuando Indecopi declaró infundada la denuncia de Morote. Y este ha enviado un comunicado al que, por lo que he visto, nadie le ha dado bola, así que lo reproduzco a continuación.


COMUNICADO DE PRENSA DE HERBERT MOROTE

Me siento profundamente decepcionado por la decisión de INDECOPI de declarar infundada mi denuncia de plagio por parte de Alfredo Bryce. Esta decisión demuestra una vez más el grado de indefensión a la que está expuesto el ciudadano común y corriente del país para reclamar sus derechos frente a personas que gozan de una inmerecida popularidad.

Los argumentos que aparecen en el comunicado de Indecopi son tan falaces y absurdos que siento vergüenza al refutarlos. Dice Indecopi que en ningún correo que intercambié con Bryce incluí el texto original de la obra. No dice Indecopi que el texto no fue enviado por Internet sino físicamente por mensajería y que existen varios correos en los que Bryce comenta haberlo
leído con mucho interés. Es más, en una carta publicada en El Comercio el mismo Bryce admitía haber leído con interés mi manuscrito.

El segundo argumento que aparece en el comunicado de Indecopi es igualmente vergonzoso. Dice que el texto original de una de las cuatro declaraciones juradas de mis testigos es distinto de las otras. No dice Indecopi en qué es distinto, porque en una simple lectura es fácil comprobar, que salvo variación de diagramación al momento de imprimir, el texto plagiado es exactamente igual en todas las declaraciones.

Pero hay algo que omite Indecopi en su comunicado: durante la audiencia verbal llevada a cabo recientemente en sus oficinas, el abogado de Bryce, Enrique Ghersi, ¡quién si no!, declaró que Bryce no podía entregar el manuscrito que le había pedido Indecopi ¡porque me lo había devuelto! Sorprende que después de dos años salgan con esta mentira de la que no hay ni correspondencia ni referencia alguna, ni acuse de envío o de recibo.

La tamaña desfachatez de Indecopi confirma cuán acertada está -Alianza Internacional de la Propiedad Intelectual –IIPA- al recomendar en febrero de este año la inclusión del Perú en “la lista negra”. Por esta razón y considerando el alto grado de corrupción del sistema judicial del Perú, no pienso recurrir ante ningún tribunal la vergonzosa sentencia.

Quisiera manifestar que no me arrepiento haber sido la primera persona en denunciar el plagio de Bryce. Creo que la opinión pública no se dejará engañar por la resolución de Indecopi y sabrá diferenciar bien a los sinvergüenzas de la gente honrada.
Finalmente, deseo agradecer infinitamente el apoyo que he recibido de los medios de comunicación, así como de amigos, familiares, y de personas que espontáneamente me han manifestado su simpatía y comprensión.

Madrid, 28 de mayo de 2008




Más información: Dossier de Perú.21
Entrevista con Morote en octubre del 2007
En Desde la clandestinidad: Adivina adivinanza

El caso no ha sido fácil. De un lado, las pruebas presentadas por la defensa de Morote no son del todo contundentes, en el sentido de que se basa en testimonios y el texto fue llevado a Bryce físicamente, por lo que no hay un registro digital. Por otro lado, los demás plagios señalan a que Bryce solía cometer este tipo de actos. En fin. Cosas de la justicia.

Hasta aquí nuestra sección cultural de hoy.

1 secretos:

M. Isabel miércoles, mayo 28, 2008 3:10:00 p.m.  

Los testimonios son contundentes.

Pero como en el Perú todas las cosas (hasta las culturosas) se hacen por compadrerías, entonces, el criterio muchas veces es escoger con cuál de las dos partes resultará menos perjudicial quedar mal.

Y con tanto periodista o escribidor borracho que justamente por serlo no tiene pelotas para mencionar siquiera el alcoholismo de otros...

Parafraseando al Apocalipsis, aque que tenga oídos para oír, que entienda.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP