martes, agosto 05, 2008

Momentos de debilidad

El último fin de semana me invitaron a un matrimonio. Es algo que tengo muy presente en estos días, debido a que aún no le compro nada a los entonces novios y ahora marido y mujer.

El casarse es algo que cada vez me emociona menos. Nunca entendí muy bien cuando fue: acaso desde que me di cuenta de que eso de las relaciones no era como lo pensaba, quizá cuando perdí las esperanzas de volver a enamorarme o, más difícil aún, que la persona de la que me enamorara se enamore también de mí.

Sin embargo, no sé por qué en un momento, mientras los novios bailaban Something pensé que quizá sería bonito que algún día suceda. Pero fue sólo un momento.



*La canción original es de Juan Gabriel pero lo primero que se me viene a la mente cuando pienso en él es esto y, no pues, arruina la cursilería del post.

3 secretos:

Anónimo,  miércoles, agosto 06, 2008 6:43:00 a.m.  

Me gustas, tienes un je ne sais pas que me hace pensar que eres the one para mi..te seguire leyendo..
Tu admirador@ secret@.




3l n3gro Pilin

nohelia,  miércoles, agosto 06, 2008 11:49:00 a.m.  

el encuentro de dos libertades, se pierde cuando hay una huevada institucionalizada de por medio. claro existen sus excepciones pero hay demasida chamba para mantener un equilibrio. en fin, cada uno decide lo que le va bien. vivir soltera a mí me va bien.

Coralí viernes, agosto 15, 2008 10:46:00 a.m.  

El matrimonio es una experiencia maravillosa con muy pero muy mala publicidad.
No cabe duda que las relaciones son complicadas pero te aseguro que cuando uno encuentra a ese ALGUIEN todo es maravilloso.
No te sientas mal por este momento de debilidad.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP