miércoles, septiembre 10, 2008

Yo no celebré mi cumple en El Rancho

Acabo de leer que van a demoler El Rancho y, en cierta forma, me da pena. Los recuerdos que tengo son de cuando mi vida no era mayor a una década y quizá apenas sobrepasaba el lustro. No recuerdo los pollos, sino las fiestas a las que me invitaban. Por ejemplo, el cumpleaños de mi primo, donde me divertí tanto, tanto, tanto; que hasta me parecía estar lejos de ese país ochentero en el que me tocó vivir. Había juegos, jardines, quizá un payaso, hasta creo que fuimos en taxi. Al salir le dije a mi mamá: “Yo quiero también quiero celebrar mi cumpleaños aquí”. Ella miró a mi papá y dibujó una sonrisa bastante parecida a la que puso cuando pregunté cómo nacían los niños. Eran los años en que Alan reinaba por primera vez y mis papás hacían grandes esfuerzos por hacerme estudiar en un nido lejos del gris de mi barrio. El presupuesto no daba para más que una fiesta en la sala de la casa de mis abuelos.

No sé si habré ido otras veces. El Rancho quedó en mi mente como un lugar casi legendario. Pasó el tiempo y la vida y una novia me llevaron un día por Benavides. Caí en cuenta de que el lugar estaba más cerca de lo que pensaba. Luego nos mudamos un poco más cerca y lo veíamos con más frecuencia. “Antes parecía lejos, ¿no?”, le dije una vez a mi mamá. Ella se limitó a sonreir.

Ahora sé que nunca podré celebrar mi cumpleaños en El Rancho, pero no me queda claro si es porque ya no existe, o porque nunca más volveré a ser niño.

Me enteré en:
Adiós a un rancho grande
Una última visita a la pollería El Rancho

7 secretos:

M. Isabel miércoles, septiembre 10, 2008 9:40:00 p.m.  

A mí tampoco me lo celebraron nunca allí.

Puah.

:-)

Adriana,  jueves, septiembre 11, 2008 10:32:00 a.m.  

Que tristeza tu post! y no por el rancho si no por la nostalgia con que cuentas que te parecia lejisimos y que querias que celebren tu cumple ahi y nunca se pudo!!

Maestro_RoShi jueves, septiembre 11, 2008 11:03:00 a.m.  

El ya no ser niño no pasa de ser una condición auto-impuesta. Imagino que debe ser chévere hacer de grande lo que uno de niño no pudo. Total, la ilusión no tiene por qué desaparecer con la edad.

El que lo vayan a demoler sí que es un problema. Y yo que pensaba ir porque recuerdo que las papas eran buenazas....

Just jueves, septiembre 11, 2008 12:59:00 p.m.  

oye Diego, este post si que está bravo,

ya me aburriria en decir si lo celebré o no, pero hace un tiempo me invitaron para tomar algunas fotos,
ese dia fue lo maximo, sobre todo cuando comenzó a llover, lo bueno es que estaba en un castillo (creo)

cynthia,  jueves, septiembre 11, 2008 2:44:00 p.m.  

Pucha, yo queria celebrar ahi mis 27 en un tono revival. Chess, solo me queda el Superba

Bichita Curiosa viernes, septiembre 12, 2008 3:21:00 p.m.  

yo también sentía que el rancho quedaba lejiiiiisimooos, y hace no mucho me di con la sorpresa que estaba en benavides... fue una decepción... y sólo fui una vez y me divertí muchisimo!!!! tenía unos juegos alucinantes, mi favorito era una como rueda de hamster, pero para grandes. pero, no me gustaría volver, creo que me decepcionaría más al verlo, y diría ¿esto era? ...

ADLE miércoles, septiembre 17, 2008 11:52:00 p.m.  

pucha, una de esas cosas tradicionales y ni sabía que existia, me he quedado sorprendido al punto de sentirme más ajeno que ningún otro limeño. Y eso que paso por la Benavides seguido....

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP