martes, octubre 14, 2008

El reencuentro

Santiago y Javier son amigos desde que tienen recuerdos. Jugaron pelota en las vacaciones del colegio, fueron juntos a la Costa Verde en los paseos familiares, una que otra vez compraron algo que fumar y aprovechaban las tardes de invierno para aburrirse en la vereda de su barrio. Javier defendía a Santiago ante los amigos a quienes no les caía bien y de los peligros de las calles. Santiago insistía a Javier para que concluya los estudios en el colegio.

Sin embargo, con el tiempo se separaron. Santiago se mudó un par de veces. Al poco tiempo Javier hizo lo mismo y perdieron el contacto.

Pero hoy, y luego de muchos años, se van a ver de nuevo. Acuerdan encontrarse en las viejas calles donde solían salir a caminar y crecer juntos. Entre el barroco colonial y el smog se dan un abrazo. Santiago quiere pensar que no ha pasado el tiempo y todo sigue igual, pese a que su amigo luce con menos pelo. Javier, por el contrario se sincera y le dice que lo ve distinto. Santiago no sabe por qué: si por la ropa, el peinado, o si acaso está más flaco.

Entre unas cervezas extranjeras, lujo que ahora pueden darse, actualizan sus vidas. Javier cuenta que la mitad de su familia vive fuera del país. Tiene un trabajo que, si bien no es lo mejor del mundo, le da para alquilar un cuarto con una chica a la que quiere mucho. Que no tiene internet, ni cable ni hijos. Santiago cuenta que trabaja para una institución importante, que sigue viviendo con sus papás, que tampoco tiene hijos, pero sí un perro al que saca a pasear en un parque muy cercano.

Se despiden y todo es diferente. Antes vivían a dos puertas de distancia. Ahora se van en direcciones opuestas. Javier se dirige a tomar la combi que lo llevará al cuarto que alquila con esa chica que lo quiere mucho en un barrio sin parques. Santiago entra en su carro rumbo a casa con internet y cable a donde llega a dormir con su propio vacío.

6 secretos:

Luis Carlos Cabrejos martes, octubre 14, 2008 12:15:00 p.m.  

Estoy seguro Javier era un poco más feliz... Felicitaciones, muy buen post, genial tu estilo...
Un abrazo.

Luis Carlos.
www.escritosdeunvagabundo.blogspot.com

Laura Hammer viernes, octubre 17, 2008 10:38:00 p.m.  
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo,  sábado, octubre 18, 2008 9:39:00 p.m.  

ay avendaño, dejaste de ser ortiziano para volverte baylyano

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP