lunes, diciembre 29, 2008

El año nuevo vendrá

Aunque nadie puede predecir el futuro, la llegada del nuevo año nos depara, de por sí, periodos ya establecidos que podemos ir alucinando: esperar con ansias o desear que pasen rápido y sin darnos cuenta. Odio el 1 de diciembre con su olor a quemado y pólvora. Odio la playa, la arena que se encuentras al acabar tu Inka Kola en ese vaso de plástico que tanto cuidaste para que no le entre… la arena.
Odio el calor que me hace sudar cuando acabo de salir de la ducha, y odio también los días en que no me quiero levantar de la cama por el frío. Odio trabajar cuando hay un sol tan lindo. Odio domingos de febrero de carnaval, cuando todos creen que andas de humor. Odio el 14 de febrero porque no tengo novia. Y si la tuviera no podría salir ni a la esquina porque hay gente hasta debajo de las piedras. Odio los feriados largos, porque me aburro. Odio cuando comienzan las clases en colegios y universidades, porque todo se congestiona más. Odio el día de la madre y del padre, porque nunca sé que regalar. Odio a quienes dicen Día de las Madres, como si más de una persona tuviera la culpa de haberte parido mal. Odio junio porque, además, es mi cumpleaños. Odio las exaltaciones de patriotismo digna de mejor causa de las Fiestas Patrias, la militarización de las ceremonias y el discurso presidencial que todos escuchan, a todos aburre y que termina siendo la misma mierda año a año y presidente tras presidente.

Odio que las calles se pongan más peligrosas por la grati. Odio ya no celebrar el cumpleaños de mi abuela y que, a cambio, tenga que tratar de ir a una misa a la que siempre llego cuando ya acabó. Odio la estupidez del Día de la Primavera y a la primavera, al verano, al otoño y al invierno. Odio los cambios de estación, porque siempre termino enfermándome. Odio el turrón y el olor del incienso. Los hábitos morados y los malos hábitos. Odio que se comercialice la Navidad desde un mes antes. Odio los 25 de diciembre, los 31, los 365 días del año. Las promesas que se formulan, los deseos que nunca se cumplieron.

6 secretos:

Marksman martes, diciembre 30, 2008 7:17:00 p.m.  

Odias el dia de San Valentin? jajaja. Bueno, como muchos....eso de "el dia de la amistad" es como un premio consuelo para los que no tienen enamorada.

Saludos!

noh,  miércoles, diciembre 31, 2008 12:31:00 a.m.  

Solo te faltó: "Odio a los pitufos"

Anónimo,  domingo, enero 04, 2009 9:42:00 p.m.  

me sorprende lo positivo q eres...no hay nada q t guste?

Coralí lunes, enero 05, 2009 11:04:00 a.m.  

pucha si nos ponemos a resumir el año de esa forma realmente suena a que cada año es horroroso... siempre trato de mirar mi vaso medio lleno , sino creo que no soportaría.

cynthia,  lunes, enero 05, 2009 12:38:00 p.m.  

ta bien, no dice el vals "odio quiero más que indiferencia"... agradece que puedes gastar tus energías en odiar al mundo... a veces eso es productivo.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP