sábado, diciembre 13, 2008

Manifiesto navideño

Cada año se repite. Llega diciembre y tenemos que repetir; en este blog, en otros, en conversaciones con los amigos; lo mucho que odiamos la navidad. Pero ya. Basta. Ya dejó de ser original odiar la navidad. Tanto como decir “un negro en la Casa Blanca” o que “(la ludopatía, tener blog, manejar bicicleta o cualquier mierda de placer culposo) es mejor que el psicoanálisis”.

Por eso este año pondré en claro mi situación al respecto:

Adoro la navidad.

Me gusta la navidad porque los días de trabajo se interrumpen. Porque, pegadito nomás, llega el fin de año y es como empezar de nuevo. Me gusta la navidad porque es un motivo para ver a esos amigos que sólo ves una vez a las quinientas y solo verás con más frecuencia cuando comiencen a morir. Me gusta la navidad porque me gusta recibir regalos y porque me gusta dejar de escatimar cuando debo regalar a alguien. Porque la gente se siente mal cuando regaló porquerías, pero recibió algo bonito de mí: tengo la seguridad, entonces, que aún puedo enseñar algo a la humanidad. Porque mi amigo secreto subvenciona mis ataques de ansiedad. Me gusta la navidad porque hay panetón y chocolate caliente. Porque nunca he perdido la ilusión de que uno de estos diciembres haya nieve como en los comerciales de Coca Cola. Me gusta la navidad porque puedo abrazar. Porque mi ilusión se decora con luces de colores. Porque me gusta recordar que siempre mis papás hicieron lo posible por darnos algo a mi hermano y a mí, aunque ahora en mi familia nadie me regale nada. Porque en casa siempre me preparan algo especial, dado que odio el pavo. Porque sé que en octubre no hay milagros, pero quizá en diciembre sí. Porque la gente es feliz a la medianoche y se puede quedar conversando horas de horas y dormir horas de horas. Porque hace que los 359 días anteriores valgan la pena.

Lo que odio es el día siguiente, cuando ya pasó y está todo vacío: las calles, tus bolsillos, hasta tú mismo.

6 secretos:

Fátima,  sábado, diciembre 13, 2008 4:26:00 p.m.  

Te quedó bien Gianmarcosss el post.

Laura Hammer sábado, diciembre 13, 2008 5:10:00 p.m.  

A mi me gusta cuando Avendaño puja para que le salga algo diferente a lo usual.

diego sábado, diciembre 13, 2008 10:39:00 p.m.  

Estimada Hammer, este blog agradece su presencia.

no,  domingo, diciembre 14, 2008 10:32:00 p.m.  

demasiada glucosa o será que tu azúcar no endulza?

Mafa martes, diciembre 16, 2008 9:38:00 a.m.  

Caracho acabo de ver lo que quería para navidad en el 2005 y fue demasiado. Jajajaja Ahora solo quiero perder 10 kilos jajaja

Cerdita Bipolar viernes, julio 30, 2010 10:12:00 p.m.  

Mi parte preferida de la navidad siempre fue y aun es el dia siguiente. De chica porque todos los niños saliamos a jugar con nuestros juguetes nuevos. De grande pq adoro el olor a polvora y el buen desayuno con paneton, lechon y chocolate caliente =)

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP