domingo, junio 07, 2009

Los vales de descuento

Esta semana me regalaron un vale de descuento en Saga Falabella. Y yo feliz, porque usualmente la ropa de Saga me gusta más que la de Ripley. Pero, como sé que nada es gratis en el mundo y que normalmente este tipo de ofertas son para deshacerse del stock, me puse a leer las letras chiquitas donde decía que no podías comprar las marcas que tienen esa ropa que de verdad está paja. Así que fui cuidadoso y me concentré solo en las permitidas por omisión. Finalmente, escogí un abrigo, pero no descuidé ningún detalle.

Cuando llamé a la vendedora le pregunté:

- Esta prenda entra en la oferta de los vales, ¿no?

- No, esta marca no.

- Pero en la tarjeta se mencionan las marcas que no entran a la promoción y esta no figura.

- Mmm, pero la oferta es para casacas y este es un saco.

- Bueno, pero en la etiqueta de la prenda dice que es una casaca.

- Voy a consultar.

Mientras tanto, yo escribía un twitt a la cuenta de @Saga_Falabella. Pero, luego de desaparecerse por unos minutos con la prenda y el vale, regresó.

- ¿Efectivo o tarjeta?

No sé qué habrá pasado. Si habrá sido una simple confusión, o qué. Después de todo, las únicas especificaciones sobre las prendas eran las que estaban en la tarjeta y no había más que discutir o consultar.

Ya que hablamos de Saga, hace unas semanas, también por su Twitter, recibí el enlace a su catálogo on line y noté este detalle:

Vi el abrigo y me pareció mostro. En pantalla se ve medio gris, un tanto ceñido y a 199 nuevos soles. Me pareció raro no haberlo visto, dado que justo unos días atrás había rondado la tienda buscando algo.

Fui a la tienda y vi que el saco más bien era marrón, ancho y se encontraba a un precio mayor que en el catálogo (229 ). Recordé entonces aquella escena escena de Perdidos en Tokio (que precise mi corrector de estilo si me equivoco de película) cuando Bill Murray sale de un estudio de grabación con un gancho prendido en la espalda del saco, para que este le entalle mejor.

Pero este no es el caso de un conocido actor que debe lucir bien, donde este recurso resulta válido. En un catálogo de ropa lo que se quiere ver son las prendas tal como son. Eso pasa no solo en Saga y no solo en los catálogos, sino también en las mismas tiendas en los maniquíes de los pasadizos.

2 secretos:

Anónimo,  martes, junio 23, 2009 9:41:00 p.m.  

Bueno, a mi me dieron unos vales en Saga, a mediados de abril...pero tenia que esperar despues del dia de la madre para usarlos... y valian 30 soles, pero por compras minimas de 45 (osea de todas formas tenia que poner 15 lukas mas con CADA VALE). Finalmente, me compre un par de botas x 90 soles... no me quejo, pero si tuve que leer bien las condiciones antes de usarlos... al menos no fue tragico en mi caso

rafaella.yellow sábado, junio 27, 2009 1:55:00 p.m.  

sí, lo vales de saga siempre son una estafa. Te dan como descuento tanto, pero tienes que poner tanto de plata o para obtenerlos haber comprado tanto. La ropa también es diferente de los catálogos, es una vaina. Oye, yo conozco al pata ese que está usando el abrigo en el catálogo, me imagino que la dirección de fotografía es la que ha hecho el efecto, en todo caso le preguntaré que tan diferente era la prenda de la foto final.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP