sábado, agosto 08, 2009

Llama y canSATe

Hace unos días, cometí un error que me costó caro. Estacioné en un lugar no debido. Al regresar tenía sobre mi parabrisas un autoadhesivo colocado por una linda policía de tránsito. Era una papeleta electrónica.

Quería pagar dentro del plazo para aprovechar el descuento y no olvidarme. Llamé a Aló SAT. La llamada se cortaba o me dejaba esperando largo rato antes de ser atendido.

A los pocos días, cuando la multa estaba ya en el sistema acudí al Banco de la Nación donde muy amablemente me atendieron y recibieron mi pago.

Esta semana llegó a mi casa la notificación y, al revisar en la web, resulta que... la multa no había sido pagada aún. Llamé a Aló SAT para consultarles. Luego de una espera larga, muy larga (mayor que la vez anterior), la llamada se cortó. Y, claro, yo tengo todo el tiempo del mundo y soy hijo de Carlos Slim para que la llamada no me cueste nada.



Cuando finalmente pude comunicarme, me informaron que el Banco de la Nación no recibe pagos del SAT. Ahora bien, soy un tanto distraído como para ir a pagar a un lugar donde no debo, pero cómo así el Banco aceptó un pago que no tenían en el sistema y no me dijeron nada. ¿Pasará lo mismo si voy a hacer un retiro?

- Hola, señor Avendaño, ¿cómo está?
- Bien, gracias, vengo a cobrar mi jubilación.
- Okey, no hay problema. Tenga usté.

A veces el país duele... en el bolsillo.

2 secretos:

Laura Zaferson domingo, agosto 09, 2009 7:34:00 p.m.  

no entiendo... el cajero te robó, entonces?

diego domingo, agosto 09, 2009 7:45:00 p.m.  

No, me entregaron comprobante y todo. Supongo que a fin de año sobrarán 35.50 soles que nadie sabrá a qué corresponden.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP