lunes, enero 25, 2010

¿Y si trabajamos de noche?

Hace unos días hice una apuesta con el sol: a que yo llegaba primero a casa antes de que él ilumine Lima. Eran como las cinco de la mañana y corría a 100 por la Costa Verde. Al final, perdí la apuesta pero, en el camino, vi como progresivamente ese azul marino que no era del mar, sino de eso que por convención llamamos cielo.

Entonces, pensé en las veces que hago el mismo recorrido saliendo del trabajo. Pero, al llegar a mi casa solo veo la noche. Entonces no me dan ganas de hacer nada, más que lo debido: pasear a mi perro y ver tele o leer algo aunque, admitámoslo, nada más odioso que leer con luz artificial.

Sería buena idea trabajar de noche. Que la jornada laboral inicie a las 9 de la noche y termine a las 6 de la mañana. Veríamos, camino a casa, la oscuridad transformarse en luz y no al contrario. Llegaríamos con muchas cosas que hacer y tomar sol para no conformarnos con la verdosa luz de una oficina.

2 secretos:

Ronald Poi lunes, enero 25, 2010 11:56:00 a.m.  

Yo implementé esa filosofía de horario laboral para conmigo desde los 16 años...

Arturo martes, enero 26, 2010 1:12:00 a.m.  

verdosa luz de la oficina?? mmmmm no quiero pensar en donde trabajas..

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP