martes, marzo 30, 2010

Por qué no comer carnes rojas en Semana Santa



Probablemente nunca te hayas hecho la pregunta asumiendo que es lo más natural del mundo. En este post de Desde la clandestinidad develamos, en exclusiva, la verdad. Un post más revelador que cualquier libro de Dan Brown. No se lo pierda.

Criado como fui en una familia católica, me solían decir que comer carnes rojas equivalía a ingerir el cuerpo de Cristo crucificado. Pero, pensándolo bien, si leemos el Nuevo Testamento, no podemos encontrar alguna referencia a este asunto.

Es decir, en la Última Cena todos comen y se instituye la Eucaristía. Todo tranqui hasta que Judas llama al Serenazgo de Miraflores y les cae la mancada. Jesús es apresado y se inicia el Vía Crucis, que se representa en el recorrido de las Estaciones. Pero en ningún momento se menciona algo sobre la comida. Entonces, de dónde aparece.

Ahora bien, si nos ponemos conspiranoicos, podemos pensar que hay algún interés creado detrás de todo esto. Es decir: no comemos carnes rojas, pero por qué necesariamente pescado. Por qué no el pollo nuestro de cada día o carne de soya, por ejemplo.

Durante la vida pública de Jesús se muestran muchos pasajes que involucran al alimento de Semana Santa. Por ejemplo, aquella ocasión en que los pescadores no consiguen nada y, de pronto, el Salvador les da el dato del lugar indicado para pescar… y resulta. Pescan bastante. Hasta el momento se puede pensar que los hombres de mar se beneficiaron, pero considerando principios básicos de la economía, nos damos cuenta de que no es así. A mayor oferta, el precio baja.

Otra ocasión es aquella en la que, luego de una prédica, Jesús toma dos peces y cinco panes y alimenta a la multitud. Quiénes dejaron de vender: los pescadores.

Y, un momento, ¿a qué se dedicaban los apóstoles? Varios eran pescadores. Quién se quedó a cargo luego de la Ascensión: fue Pedro, pescador de peces, luego pescador de hombres y luego Papa.

Ahora bien, un momento, por qué traicionó Judas a Jesús. Es ingenuo pensar que solo había en juego trece monedas. Eso es lo que nos han hecho creer los cuatro evangelistas que eran, oh coincidencia, apóstoles. Había una conspiración incluso dentro de los mismos apóstoles y Judas resultó no ser otra cosa que un chivo expiatorio movido por intereses económicos. Comer pescado en estas fechas es el resultado del lobby de un grupo de pescadores.

Empieza a escribir aquí



8 secretos:

@claudics martes, marzo 30, 2010 11:19:00 p.m.  

Que chistoso jejeje. A ver, estimado avendiego. Ni lobby pescadero ni los evangelistas eran todos apóstoles. Solo Juan fue ambos.
La tradición cristiana de dejar de consumir cerdo, pollo y carnes rojas en viernes santo está basada en las ancestrales costumbres judías de penitencia a través de la abstinencia en las comidas. Para los judíos probablemente era más barato comer pescado que pollo, ahora no es así porque hay pescado más caros que el lomo fino. En realidad puedes comer lo que quieras, la idea es comer frugalmente, sin excederse, meditando, reflexionando.
http://www.clarin.com/diario/2007/03/29/sociedad/s-01389748.htm

Ronald Poi miércoles, marzo 31, 2010 12:52:00 a.m.  

Cada cosa que te leo me hace reír más que la anterior!

diego miércoles, marzo 31, 2010 5:27:00 p.m.  

Estimada @claudics, a quién se le ocurriría refutar argumentos que ni por asomo pretenden parecer serios. Pasando a otro ámbito, confieso que siempre como lo que haya disponible, aunque siempre las obligaciones suelen ser algo molestas y provoca darles la contra.

Mi estimado Ronald Poi, efectivamente, en este blog nos encontramos en un permanente estado de involución. Cuidado, que es pegajosa.

Karem,  miércoles, marzo 31, 2010 7:27:00 p.m.  

jajaja.. te pasas
hasta has tocado el tema de la traicion a Jesus
pero bien, yo como lo q encuentro
pero como dicen estos dias sirven para reflexionar y etc etc... pero yo nunca puedo... trato pero al final m qdo dormida
tu q haras? q comes para esos dias?

diego miércoles, marzo 31, 2010 7:50:00 p.m.  

Sinceramente, como lo que haya, aunque siempre es paja la parrillita en casa de alguien (más que por la carne en sí, por el juergón). Cuando era chico, siempre era comer pescado o atún o su bisteck cuando era lo único que había en la casa. Desde que descubrí que Dios no creía en mí, me he tomado la Semana Santa como una compensación del catolicismo por el mal que me causaron los curas durante los 11 años de colegio (y los subsiguientes de daño irreparable).

brayanhabid jueves, abril 01, 2010 1:17:00 a.m.  

y en q parte de la Biblia dice que Pedro, o alguno de los apóstoles fue papa?

Anónimo,  viernes, abril 02, 2010 12:08:00 p.m.  

Hola gente,l cai aca por accidente, pero quiero dejar en claro que ningun evangelista fue discipulo de Jesus, es mas el primero de los evangelios fue escrito 70 anos mas tarde que la muerte de Jesus. Ojo, la gente puede creer cualquier cosa, pero seria importante siempre hablar de lo que uno sabe y no de lo que cree.
Saludos a todos,

Pablo

MamiBrujita miércoles, abril 20, 2011 10:15:00 a.m.  

Jajaja, lo máximo! ¿No fueron 30 monedas por las que se vendió Judas???

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP