lunes, septiembre 20, 2010

La panza

A veces he pensado en juntarme con mis dos amigos y proponerles un reality. Algo tipo Men`s of certain age, pero con 20 años menos y más tercermundismo. Es decir, ya vamos llegando a los 30 y no es el número lo que importa en sí, sino los síntomas de que uno… (prepárense) se está haciendo viejo (lo dije y se acabó el Perú). El problema es que mientras ellos ya llegaron a los 30, el único al que parece preocuparle todo -y sentir los síntomas- es a mí. Los cambios suelen ser interesantes cuando uno tiene 13 y te emociona hasta cuando te comienzan a salir pelos en el quetejedi.

Porque una cosa es que te digan que a los 50 te tienen que hacer el examen de próstata y otra es estar frente (o de espaldas) al médico con el guante de goma. Afortunadamente, uno espera no vivir tanto porque el 2012 es el fin del mundo y si no, el mundo lo finalizará a uno.

Y, bueno, durante todos estos años he tenido algo que para muchos puede ser un don. Podía comer todo lo que para los demás suele estar prohibido: pastas, dulces, harinas, grasas y más sin engordar. Mi madre solía decirme que probablemente a partir de los 30 esto cambiaría... esto no es del todo cierto. Así, por ejemplo, un día desperté y, al vestirme, noté que el botón del pantalón me ajustaba. A media tarde tuve que soltar la correa al agujero siguiente. La escena se repitió los días sucesivos.

Al comienzo me emocioné, porque lo usual es que ante mi falta de todo, nunca encuentro un pantalón bonito en mi talla y cuando consigo uno, lo más probable es que se me chorree haciendo más notorio que eso que la mayoría de gente llama culo, en mi caso es solo el final de mis piernas. Supuse entonces que aquellas modificaciones en mi alimentación estaban dando resultado. Al día siguiente, luego de mi ducha habitual, me paré sobre la balanza y… pesaba lo mismo de siempre.

Mi madre debió decirme, que a partir de entonces, uno se deforma... aún más.

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP