lunes, octubre 18, 2010

Hay golpes en la vida, tan idiotas, yo lo sé

Qué hace uno cuando de pronto se ve de pie en un supermercado pasada la medianoche con los lentes volando por el aire, el aturdimiento que puede producir un gong y siente que le debe doler algo, pero no le duele.

Lo peor, no tiene una gota de alcohol en la sangre.

¿Reír? ¿Seguir con su vida? ¿Huir del lugar?

Lo primero: recoger los lentes y los pedacitos de dignidad repartidos por el suelo. Luego seguir el camino sin mirar atrás, o mirar disimuladamente para saber qué pasó: por qué le salió esa vocación de Supermán kamikaze a las gafas, a qué se debió el sonido y un breve etcétera.

Reconstruyamos:
Al bajar del carro, me crucé con el vigilante del establecimiento, que se dirigía hacia el portón del estacionamiento medio cerrado. Caminé hacia la puerta de la tienda no sin antes sacar mi celular para volver a revisar el SMS donde me pedían las cosas que había ido a comprar, precisamente, a ese lugar. Y fue entonces cuando pasó.ç

Pero el vigilante le dijo algo a Bravo 5 que, con su voz metalizada le respondía por el walkie-talkie. “Ya estoy cerrando las puertas de atrás”, recordé. Volteé disimuladamente y vi que la puerta enrollable descendía desde el techo hasta poco más de metro y medio del suelo. Y claro, el idiota, aquí presente mirando el celular.

Ok. Andamos muy concentrados en el teléfono: que si vamos chateando en el GTalk, que si actualizamos el Twitter, que si nos da por provocar a los secuestradores al paso posteando en Foursquare cada point al que vamos, que si alguien nos hizo “Me gusta” en el Facebook o si llegó un puto y mortal SMS. Y por alguna razón, siempre lo llevamos hacia abajo.

No sé si esta aplicación me habría servido de algo… para comenzar, debería tener un iPhone.



2 secretos:

Ronald Poi lunes, octubre 18, 2010 3:16:00 p.m.  

Jaja, muy buen relato. Y hey, de repente el Windows Phone te puede salvar de tu teléfono:
http://www.youtube.com/watch?v=EHlN21ebeak

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP