lunes, diciembre 13, 2010

Noche de perros

Tenía algo ya escrito para hoy, pero ha pasado algo que ha cambiado un poco las cosas.

Los accidentes pasan del modo menos pensado y cuando menos lo imaginamos. Anoche ocurrió uno que pudo haberse evitado. Mis planes para el pasado domingo por la noche eran bastante sencillos: llegar a casa, pasear a Cahuide, darle de comer y meterme a la cama a ver una película.

No obstante, algo cambió los planes.

Caminábamos por el parque en la soledad de la noche cuando de pronto veo a lo lejos llegar a una pareja. Ambos llevaban un perra que, pensé, era una Golden Retriever con la que suele jugar con cierto desánimo. De pronto escucho unos gritos de la dueña y los pasos de la perra (su mascota) acercándose. Esta resultó ser en realidad una furibunda Pitbull que se lanzó a pelear con Cahuide.

Hice algo contraindicado por todos los veterinarios y criadores de perros: me lancé a separarlos hasta que finalmente lo conseguí. Jalé a Cahuide con su correa hasta cargarlo. La propietaria de la otra mascota, mientras tanto luchaba por sujetarla para ponerle el collar de ahorque y la correa. Al mirar a Cahuide noté que habían algunas gotas de sangre.

- Puedes llevarte a tu perro para poder controlar a la mía -dijo ella.
- Tu perra ha mordido al mío. Tenemos que llevarlo al veterinario -respondí.

El inicial malhumor de ella se transformó totalmente. De camino al veterinario me contó que su perra no era agresiva y que incluso solía jugar con su sobrino, pero que se desconoce con otros animales.

Una vez en el doctor, la cosa no resultó tan fácil como pensábamos. Cahuide tenía tres heridas, una más grande que las otras dos juntas, por lo que hubo que adormecerlo para coser las aberturas. Me quedé con él hasta que se recuperó totalmente del sedante que le dieron para curarlo y llegué a mi casa a más de la 1 a.m. hora en que, según mis planes, estaría durmiendo.

Todo esto se pudo haber evitado si:
La dueña de la perra (sabiendo que esta se pone agresiva con otros animales) no se hubiera confiado en que el parque estaría vacío porque era de noche y, como todo perro de esa raza, llevaba correa. Cahuide es un perro sin pelo mediano y nunca sale de casa sin esta. Es más, si no la hubiera tenido puesta yo no habría podido jalarlo y quizá el daño sería peor.

Si decides tener una mascota, escoge una que puedas controlar físicamente. Después de todo, los animales son impredecibles. Cahuide a veces suele tener reacciones inesperadas, pero puedo controlarlo porque no es muy grande ni especialmente fuerte (considerando que yo tampoco lo soy).

Si quieres a tu perro, ponle la correa. No solo evitarás que le haga daño a otra mascota o persona, sino que te evitarás un mal rato y un gran gasto.

* Debido a lo complicado de la situación, le pediré amablemente al señor que bombardea mi Formspring con preguntas sobre Cahuide, por favor se abstenga de hacerlo por estos días.

4 secretos:

Damian lunes, diciembre 13, 2010 11:38:00 a.m.  

tengo un rotweiller, q me jala cuando eventualmente salimos, pero yo lo saco muy temprano y no hay muchos perros, por lo general todos le tienen miedo a mi mascota, asi que mas q pelearse, mi mascota se rie de los otros y les mueve lo poquito de cola q le queda :)

schatz67 lunes, diciembre 13, 2010 3:55:00 p.m.  

Creo que en algunas municipalidades ya esta prohibido sacar a los perros sin correa.Por otro lado, no es la primera vez que escucho esas disculpas estúpidas de los dueños de esas razas peligrosas ("mi perro no es agresivo..."). Aqui en el condominio tenemos uno y le hemos hecho la guerra a la dueña al punto que solo lo saca con correa a eso de las 12 de la noche, cuando no hay nadie.Fuerza Cahuide!

NeO lunes, diciembre 13, 2010 4:13:00 p.m.  

Espero que este mejor cahuide y se restablezca del todo.

Arturo lunes, diciembre 13, 2010 4:16:00 p.m.  

Cuando tuve un perro, siempre lo saque con correa, como tu bien dices, ellos tienen reacciones inesperadas. Aun no entiendo a aquellas personas que no tienen criterio al momento de escoger sus mascotas, cosas basicas e importantes como el tamaño del perro (y con mas razon si uno vive en un departamento), o la raza (por alli vi una beagle muy bonito pero que ladrada muchisimo por que no lo sacaban ni lo ejercitaban)

En fin, por que culpar al perro de las animaladas que hacen sus dueños..

Saludos Diego y que Cahuide se recupere pronto..

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP