lunes, enero 24, 2011

Eso del matrimonio gay es una mariconada



Monseñor Bambarén me cae bien. Comienza bastante informado: lo que se discute últimamente es la unión civil sobre la que está de acuerdo y no el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero se deja influir por sus creencias religiosas al decir que "el matrimonio viene de Dios". Lo que olvida es que además del matrimonio religioso, está el matrimonio civil. Es decir, el contrato que se suscribe ante el Estado, gracias al cual puedes, por ejemplo, acceder a un préstamo inmobiliario o hacer tu lista de novios para que tus amigos te compren lo que tú te deberías comprar. En fin. El caso es que muchas veces las parejas homosexuales no son reconocidas ante el Estado cuando deben reclamar bienes heredados o para tomar decisiones sobre la salud de la pareja, como sí es posible con las parejas (heterosexuales) casadas. Infórmate, Juan Luis, eso no tiene nada que ver con la religión.

Monseñor Bambarén pone sobre la mesa un problema bastante serio: el de los niños abandonados. Lo que no adivina es que existe una posición salomónica a todo esto: Pasarnos de largo por la unión civil homosexual e irnos de frente al matrimonio. Está bien, muchos dirán que por definición el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer, pero, vamos. Todo evoluciona, incluso los significantes y significados. Si las parejas del mismo sexo se pueden casar, podrían adoptar a todos esos níños abandonados (o por lo menos a gran parte) darles un techo, comida y cariño.

Monseñor Bambarén tiene razón cuando dice que no se debe decir gay. Gay es un anglicismo muy odioso que tiene una palabra en castellano... y no, no es la que piensan. La RAE reconoce la palabra maricón como sinónimo de varón afeminado u homosexual. Pero Monseñor desconoce que ser homosexual no es solo cosa de varones y que la misma Academia considera la palabra maricón como vulgaridad o insulto.

Bueno, Monseñor, espero que se googlee con frecuencia y encuentre este post, así que le dejo un link de Clases de Periodismo, que es sobre cómo llamar correctamente a los mariconcitos para que no se ofendan: Manuales para informar correctamente sobre la comunidad LGTB.

Actualización (25 de enero)
Monseñor Bambarén acaba de rectificarse. Diciendo que no quiso ser despectivo. Al parecer se confundió un poco. Una muestra de que es cierta esa frase de "zapatero a tus zapatos". Si la religión y la lingüística no se mezclan, ¿por qué el Estado y la Iglesia, sí?



1 secretos:

Anónimo,  lunes, enero 24, 2011 10:51:00 p.m.  

Homofobico mal!!! Jajaja

Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP