martes, octubre 04, 2011

La mujer perfecta


No me gustan las rubias, pero es un clásico.
Ya tenemos treinta años, Diego. No podemos seguir en este plan. Me decía al teléfono una amiga respecto al historial amoroso reciente de cada uno. La verdad es que sí, sigo -muy a mi pesar, confieso- en el mismo plan.

Pero mirando en retrospectiva la mejor relación que he tenido últimamente fue con una de mis más recientes roomates. Y digo esto viéndolo a la distancia de quien, actualmente en otro departamento, recuerda con añoranza aquellos días. Mi relación con mi ex-roomate era una relación inexistente, pero relación al fin. Casi casi como la suelen tener muchos matrimonios. Para mí perfecta.


10 razones por las que tenía la relación perfecta

1. Era guapa, inteligente y siempre me saludaba con una sonrisa.

2. Nada de conversaciones de ascensor. "Cómo fue tu día" o "Cómo estás". Ninguna pregunta que responder por compromiso. Nuestras conversaciones cotidianas se podían contar con los dedos de la mano de un ornitorrinco mutante. "Hola", "Chau", "Pon seguro cuando te vayas" o cosas por el estilo.

3. No molestaba cuando llevaba amigos. Nunca tuve que soportar que pase la aspiradora por la sala cuando estábamos en plena conversación.

4. No se molestaba si metía mujeres en la casa.

5. No quería casarse conmigo.

6. No le importaba si dejaba platos sucios en la cocina.

7. Nunca esperé nada de ella ni ella esperaba nada de mí, lo que reducía las probabilidades de decepcionar y ser decepcionado.

8. Reforzaba mi independencia. Recuerdo aquella vez que me enfermé. Desde mi lecho de agonía escuché cuando salía y cuando llegaba. Nada que "a ver papito, toma tu sopita". Con mis 39 de fiebre bajé 9 pisos para comprar mi sopa Ramen con su huevo más en el supermercado y... preparármelo. Yo solito (pequeño paso para el hombre, gran paso para la avendañidad).

9. No se molestaba si llegaba tarde, borracho o si no llegaba. Nada de la pregunta Cobain where do you sleep last night?

10. Tenía mi tele y la cama para mí solito. Ningún debate sobre qué veremos hoy, déjame ver mi novela, no me quites el edredón.

Creo que he perdido a la mujer de mis sueños.


Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP