jueves, enero 12, 2012

El pasamanos personal


En estos días he estado yendo al Centro de Lima por motivos de trabajo y ha sido básico usar el Metropolitano como medio de transporte. Es rápido y mucho más barato que ir en auto, especialmente porque, dado que me quedaba por varias horas, el costo de la cochera resultaba bastante alto.

Pero no todo es perfecto. A diferencia de los días iniciales, cada vez es más difícil encontrar una hora en la que haya asientos libres. No obstante me parece cómodo aún ir de pie, excepto por los pasamanos o agarraderas.

Se calcula que cada día 370 mil pasajeros viajan en 240 buses. Esto nos da un promedio de 1541 pasajeros por bus. Es decir, 3082 manos en un recorrido de 16 distritos durante 16 horas. ¿Se imaginan cuántos gérmenes viven y se reproducen allí? Claro, me podrán decir que la solución más sencilla es lavarse las manos, pero cuánto tiempo pasará desde que bajas hasta que puedes llegar a un baño con agua y jabón (baño público no vale, puesto que al tocar la perilla de la puerta nos volvemos a contaminar).

Mientras tanto pasan otras cosas: contestas una llamada en el celular, envías un mensaje de texto o chateas con el Whatsapp. Cambias de canción en el mp3 y todo eso se queda en las teclitas o pantalla táctil de tu dispositivo. Otra opción es el alcohol en gel. Pero imagina que estás en el bus y, de pronto te pica el ojo. Qué es peor: sobarte con las manos sucias o con la mano de alcohol. ¿Cuánto representa esto en tu presupuesto mensual? Por eso creo que la mejor solución es el pasamanos personal.

Prototipo del pasamanos personal.

De diseño elegante y materiales ligeros, pero resistentes, el pasamanos personal proporcionará toda la seguridad que se requiere en esos momentos de viaje. Su estructura le permitirá cogerse prácticamente del pasamanos y es fácilmente transportable en los bolsillos del saco o en el bolso, dependiendo de las preferencias del usuario. Además, permite identificar cuál es el área de contacto con la mano y cuál con el pasamanos público. Asimismo, puede usarse como arma de defensa en caso de posibles ataques delincuenciales. Basta cogerlo del lado contrario para golpear al agresor. El pasamanos personal es personalizable. Podrá grabar su nombre y datos de contacto en caso de pérdida o robo. ¿Hay demasiada gente y no encuentra una agarradera? No se preocupe. Usted tiene su pasamanos personal. El pasamanos personal es compatible con los antiguos buses del servicio público. Si viaja en combi, no olvide comprar el accesorio ventosa, que le permitirá agarrarse de los vidrios de las ventanas. Así que ya saben. Este verano de manos sudorosas, el pasamanos personal es su mejor opción.



Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP