lunes, enero 09, 2012

Se necesita gente valiente


Esto es Espartaaaaa, por la conchesumadre.

Cuando comienza un nuevo año me imagino en cómo terminará. Y la noción más parecida que he tenido siempre, ha sido el año escolar. Al sentir el olor a Vinifan, el pegamento de los libros, el cuero inmaculado de los zapatos y los lápices sin tajar, no podía evitar pensamientos sobre cuánto duraría todo eso. Muchas oportunidades, sí; pero también peligros de traer jalados en la libreta.

Nada te da indicios sobre cuántas lágrimas serán derramadas sobre las hojas de los cuadernos. Los borrones, garabatos de lapicero rojo del profesor aprobando o desaprobando estupideces como la caligrafía, que en ese momento parecían importantes. De pronto invade el vértigo de quien se aproxima a un gran abismo y sabe que llegará al fondo, ya sea a rapel o en caída libre. Son los días los que lo empujan a uno, como condenado a muerte por un pirata, a caminar por la pasarela.

De la misma manera, el año se presenta como esa hoja en blanco sobre la que inicié este post. Nadie sabe si uno terminará satisfecho o no. Si aquello gustará a los demás o no. Pero, finalmente, lo mejor es ser sincero con uno mismo, gustarse a sí mismo sin pensar en tus amigos, tus tías o tu mamá. La gracia está en hacer el ridículo, fruncir el ceño, llorar hasta desangrarse, putear, caminar hasta pisar mierda, reír sin respirar y hacer hígado; si no, no se vive. Hay que gustarse a sí mismo. Hay que lanzarse. Y para todo eso, queridos, se necesita valor.




Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP