lunes, mayo 21, 2012

Frío Rico para él y para ella


El mozo se acerca con un sobrio escocés en las rocas y un trago lleno de colores y sombrillitas. Al momento de servir, pone de mi lado de la mesa el whisky y, por descarte, deja el otro del lado de mi ocasional compañera de mesa. Mirándome a los ojos, ella sonríe mientras el mozo nos da la espalda antes de irse. “Siempre lo mismo”, me dice mientras le devuelvo su trago y yo recupero el mío. Intercambio de fluidos, que se diría.

Pese a ello, nunca dejé de probar esos raros tragos con nombres raros, ornamentos y colorinches que conforman la carta, pese a las sonrisas que provoca en mis amigos o los meseros. Hace unas semanas leía un post titulado Se va a volver maricón, del blog Mamacitas, sobre algunas preocupaciones en torno a la crianza y al género. ¿Hace la diferencia la crianza o hábitos de consumo en la orientación sexual de una persona? Pues bien, lo mismo me preguntaba al ver el último spot de Frío Rico.


El helado morado/rosado para las chicas y el marrón para los chicos. No tengo idea de si el sabor será el mismo. ¿Tendrá el masculino sabor a café y el femenino a frutas? ¿Te define como hombre o mujer preferir un color o sabor? Existen productos orientados a públicos por sexo, se definen por necesidades específicas. Por ejemplo, dudo que en algún momento necesite pastillas para los cólicos menstruales. Pero marcar todo producto con una orientación de género... ya pues. Hasta los faraones egipcios se maquillaban.

  Pin It


Dígame licenciado

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

En otras palabras: Está permitida la reproducción parcial siempre y cuando

se mencione la fuente y no se emplee con fines comerciales.

Blog Archive

  © Blogger templates The Professional Template by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP